Secretos para sentirte bien aunque tengas estrés maternal

No lo podemos evitar, hay veces que no nos sentimos bien con nosotras mismas cuando somos madres. Hay muchos factores que hacen que nos sintamos mal: la carrera profesional, la poca conciliación con la vida familiar y laboral, el no tener suficiente tiempo para dedicar a los hijos tanto como te gusta, no encontrar tiempo para dedicártelo a ti, sentir que no tienes vida social, el cansancio, las malas noches, que tu cuerpo ya no es lo que era…

Pero no te sientas mal por todo esto, nadie te ha dado un libro de instrucciones para aprender a ser madre. Lo haces lo mejor que puedes y sabes. Si alguna vez te sientes sobrepasada, no dudes en buscar consejo de un profesional para que te oriente en tus emociones y en cómo llevar mejor tu vida familiar.

Además de esto, también puedes seguir algunos secretos para mejorar tu estado emocional actual y que tu cansancio no vaya a más y puedas vivir una maternidad más armoniosa y sin tanto estrés. No pierdas detalle.

Secretos para estar mejor

Adiós pensamientos de culpabilidad

Si tienes algún pensamiento de culpabilidad, entonces intenta eliminarlo de tu mente pensando algo positivo en su lugar. Por ejemplo, si tienes que trabajar y tus hijos te reclaman que juegues con ellos y te sientes culpables, puedes decirles que jugarás con ellos en cuanto acabes (luego hazlo) y cambia ese pensamiento negativo por el otro de que en cuanto acabes jugarás con ellos.

Te sentirás mejor y tus hijos no te echarán de menos. Tus hijos jugarán felices un rato solos y esperarán a que acabes para pasarlo aún mejor a tu lado.

Ten pensamientos positivos

Eres lo que piensas por lo que los pensamientos positivos son necesarios para sentirte bien. Si tienes un pensamiento negativo, detén tu pensamiento, respira y relaja tu mente con tus respiraciones. Concéntrate en tu respiración durante 5 minutos y después continua tu vida normal, intentando que tus pensamientos sean felices.

Pilates o yoga

Estas dos disciplinas ayudan a que el cuerpo se conecte con la mente y que te sientas mejor casi al momento de practicarlo. Si no tienes tiempo de ir a clases, puedes ver vídeos por Internet o descargarte ejercicios de Pilates o de yoga por internet y hacerlos justo antes de irte a la cama o antes de que los niños se levanten por la mañana. Será un ratito solo para ti que te hará sentirte mejor en medio de todo ese caos emocional. Recuerda que buscar tiempo para ti, también es esencial para cualquier madre.

Acepta que hay días mejores y peores

Siempre habrá días mejores y peores, esto es normal en la vida de cualquier personas. Y más habitual cuando se trata de la vida con hijos. Por este motivo, recuerda que tú siempre lo estarás haciendo lo mejor que puedes. Racionaliza tu pensamiento y date cuenta que si no te sientes bien, siempre habrá una razón que te hace estar así, busca el motivo, acéptalo y después, ¡busca soluciones para estar mejor!

Si te sientes que algún día no estás bien, es totalmente normal. Pero si empiezas a sentirte demasiado cansada, fatigada o de mal humor demasiados días seguidos, entonces es más que probable debas visitar a tu médico y comentarle lo que te pasa. Si tienes mucha carga o muchas responsabilidades, duermes mal y estás triste todo el tiempo, es posible que necesites ayuda profesional lo antes posible.

Poder entender lo que nos pasa, saber por qué nos sentimos cómo nos sentimos y buscar solución es lo mejor que podrás hacer para estar bien contigo misma, con tu familia y con tu entorno más cercano. ¡Puedes estar bien si quieres estarlo!


Un comentario

  1. Conciliación laboral, por Natalia Barcáiztegui https://dametresminutos.wordpress.com/2016/04/01/conciliacion-laboral-por-natalia-barcaiztegui/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *