Secretos familiares, ¿realmente existen?

Claro que existen. Todas las familias tienen secretos familiares que los niños no descubren hasta que son adultos, ¡y a veces ni eso! Todos los padres quieren criar a niños felices y mantenerlos a salvo de secretos de familia que podrían influenciar en su desarrollo, por eso los adultos, optan en muchas ocasiones de no contar a los hijos ciertas cosas, y eso no está mal.

Pero los niños perciben cuando se está ocultando información. No te engañes… ellos especulan y fantasean y, a menudo, no se sorprenden cuando sale la verdad a relucir. Los padres mantienen una variedad de secretos en un esfuerzo por proteger a sus hijos pequeños y adolescentes, pero creo firmemente que los adolescentes son lo suficientemente mayores y maduros como para escuchar las historias familiares reales. Y, tal vez contarle las verdades a la familia es otro regalo más que puedes regalar a tus hijos para Navidad.

Contar los secretos puede unir a la familia

Contar los secretos puede unir a la familia, siempre y cuando se tenga en cuenta que son secretos que los niños puedan entender, asimilar y que no les vaya a causar ningún tipo de problema emocional. Algunos de los secretos de familia más habituales son:

  • Problemas de salud mental familiar. En todas las familias pueden haber problemas de salud mental como suicidio, depresión, abuso de sustancias… Quizá piensas que hablar sobre ello puede influenciar negativamente en tus hijos, pero en realidad no es así. Da la oportunidad de empezar un diálogo honestos sobre cómo ayudar y prevenir estos problemas. En ningún caso es un secreto que deba avergonzar a nadie.
  • Miembros de familia que mueren trágicamente. Simplemente porque ya no están presentes no significa que su memoria deba borrarse. Las historias y los legados deberían vivir. Los familiares difuntos y sus historias deben tejerse en un auténtico y genuino tapiz familiar.
  • Familiares que son criminales. Sí, las personas en la mejor de las familias pueden tener parientes o pueden haber cometido crímenes ellos mismos. Es mejor utilizar estas historias como una enseñanza en los hijos. Es un delito mucho mayor enterrar esta información.
  • Tuviste una mala infancia. Esto es necesario que tus hijos lo sepan y más si son hijos adolescentes. El propósito no es utilizar a su hijo adolescente como confidente sino que tu hijo lo vea como una persona real con la capacidad de crecer para superar decepciones y problemas reales. Los niños deben saber que no todo es idílico y que lo que importa es tener y aprender resiliencia para mejorar en la vida.

Mejor sin mentiras

Para que una familia esté conexionada es mejor que no haya mentiras ni tampoco secretos que cuando se descubran pueda afectar demasiado a sus miembros, porque esto puede romper a cualquier familia. Los secretos y las mentiras pueden provocar dolores de estómago y puede hacer que los niños se sientan confundidos y traicionados.

Si una familia se rompe por secretos o mentiras, que se vuelva a recuperar es bastante complicado. La confianza es la base de cualquier relación interpersonal, sobre todo, en las familias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.