Sé una buena madrastra con estos consejos

El nombre “madrastra” parece demasiado duro y es que con los cuentos populares, parece que éste rol en la familia está cargado de connotaciones negativas… Aunque no tiene que ser así ni mucho menos. Las relaciones en las familias ensambladas pueden ser complicadas y aunque al principio pueda parecer complicado, después… es muy gratificante. Pero, ¿se puede conseguir que todo el conjunto de la familia funcione? En realidad, es más fácil de lo que te piensas ahora mismo.

No te pierdas los siguientes consejos si eres una nueva madrastra que quieres llevarte bien con los hijos de tu pareja y además, poder crear un ambiente familiar donde todos seáis felices juntos. Recuerda que no solo es convivencia, es crear un ambiente seguro y familiar.

Deja que los niños tomen la iniciativa

Empieza despacio ¡Uno de los mayores errores que puedes cometer es esperar que tu relación con los hijos de tu nueva pareja sea perfecta desde el principio!  A diferencia de dar a luz a tus propios hijos, el amor por tu hijastro no llegará al instante. Deja que tu relación se desarrolle naturalmente; programa tiempo individual con cada uno de tus hijastros que te permita vincularte y conoceros mutuamente.

Recuerda, no es necesario hacer todo lo posible cuando se trata de tiempo de calidad, una actividad simple como salir a caminar o salir a comprar será suficiente.

Encuentra un grupo de apoyo

Los grupos de apoyo siempre son buenas ideas para que te ayuden a entender o lidiar mejor con las situaciones. Encuentra un grupo de apoyo para poder hablar sobre los temas que tú también estás lidiando cada día. Puede que las puedas encontrar por redes sociales. Lo que importa es que tengas personas en las que poder apoyarte cuando los mares de la maternidad se vuelvan algo ásperos.

No estás sola

Tienes que tener en mente que tanto tú como tu pareja estáis construyendo una nueva familia, juntos. Es necesario que hables con tu pareja para saber cómo queréis construir vuestra familia. Podéis sentaros regularmente juntos y hablar sobre lo que está funcionando y lo que no.

No hay competencia

En cualquier momento dado, puedes sentir que necesitas competir con la madre biológica para que tengan hacia ti también amor y respeto, por la atención de tu pareja, etc. Es normal, pero es innecesario. Es bueno saber esto: ya tienes una buena relación con tu pareja, te sientes segura y trabajas en la construcción de una relación con tus hijastros. No necesitas competir con nada ni nadie.

Mejora la comunicación

Para comunicarte adecuadamente, necesitas hablar y escuchar bien. Mostrar a tus hijastros que estás interesada en lo que tienen que decir ayuda a fomentar la conexión, la seguridad y, en última instancia, la confianza.

Baja las expectativas

No te propongas construir la relación perfecta con tus hijastros. Más bien, considera eso como una característica de “bonificación” y una fuerza positiva adicional en tu vida. Tener un ‘feliz para siempre’ para tu familia mixta es posible, ¡y vale la pena! Educa con amor, amabilidad y comprensión, mientras equilibras tus propias necesidades con las de tu pareja y tus hijos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.