¿Se te ha roto una uña? Aquí tienes 5 métodos para solucionarlo

No es necesario que te cortes las uñas cuando se te rompre una. Puedes optar por repararla en casa, de forma fácil y barata.

Las manos son una tarjeta de visita importante y, con ellas, las uñas. Largas o cortas, naturales o con un esmalte de uñas de colores vivos, con brillantes o simplemente con un esmalte de uñas transparente. Cada mujer tiene sus preferencias cuando se trata de uñas. Por supuesto, llevarlas cortas tiene la ventaja de la practicidad, pero para aquellas que aman tenerlas largas sabrán que una uña rota es todo un drama.

Se te ha roto una uña: ¿qué puedes hacer?

cómo arreglar una uña rota sin tener que cortarla

Una sola uña rota implica tener que cortarlas todas para evitar que se vean de diferente longitud y que estéticamente quede feo… Sí quieres algo permanente y recuperar la uña por completo. Ahora bien, si tienes una cita o no tienes tiempo para poder ir a un esteticién puedes usar estas técnicas que te sacarán de un apuro. ¡Stop! No te las cortes aún. Respira tranquila y elige uno de los siguientes métodos de reparación temporal.

Y como es mejor prevenir que curar, es bueno saber que para tener uñas fuertes y evitar romperlas primero debes mantenerlas hidratadas (una mezcla de miel, aceite y limón es excelente para su hidratación). También conviene evitar los tratamientos agresivos y seguir una dieta rica en frutas y verduras.

Aquí te dejo algunos consejos sobre cómo arreglar una uña rota sin demasiado esfuerzo desde la comodidad de tu hogar.

1. Método de la bolsita de té

bolsa de té para uñas rotas

El primer método implica el uso de cualquier bolsita de té (la clásica de papel) y un Top coat (o esmalte de uñas transparente normal). De la bolsita de té solo necesitarás el envoltorio exterior: de allí tendrás que cortar un pequeño trozo, una pequeña sección rectangular no más grande que la uña rota a reparar. Se puede aplicar cubriendo toda la uña o, preferiblemente, solo la parte afectada. Este es un método útil tanto en el caso de una grieta como si se te ha desprendido un trozo.

  • el papel debe colocarse después de haber extendido una capa de esmalte de uñas transparente sobre la uña, para que se adhiera bien;
  • encima se dará otra capa de esmalte;
  • en ese momento, puedes continuar con la manicura y aplicar un esmalte de uñas de color.

La presencia del papel no se notará en absoluto, porque se vuelve prácticamente transparente e invisible, se unifica con la uña rota.

2. Esparadrapo

El esparadrapo (el que se vende en las farmacias y que se usa para vendajes) se puede usar, en caso de una uña rota, para mantener los dos bordes juntos. Como en el caso de la bolsita de té, el esparadrapo también se pone sobre la uña y se funde perfectamente bajo una capa de esmalte de uñas transparente, volviéndose invisible y uniformando su color al de la uña. Una vez aplicado, no se notará la grieta.

3. Pegamento de uñas

pegamento para uñas

El pegamento para uñas se puede utilizar tanto en el caso de una uña rota como de la uña desprendida:

  • primero se remoja la uña en agua caliente (para ablandarla) y luego se procede con la aplicación;
  • con un poco es suficiente y la cantidad debe distribuirse cuidadosamente con un palillo o bastoncillo sobre la uña rota, formando una ligera capa adhesiva;
  • en ese punto se puede añadir el trozo de uña rota que deseas volver a colocar, presionando para que se adhiera bien.

Es importante no tocar el pegamento con los dedos porque, al contener cianoacrilato, se adhiere inmediatamente a la piel. Si esto sucede, quítalo rápidamente. Completa el trabajo limando la uña para alisar el área reparada. Luego procede con la manicura deseada.

4. Cinta adhesiva transparente

La cinta adhesiva más adecuada para reparar una uña rota es la transparente de oficina, la de los paquetes de regalo: la aislante sería demasiado resistente. La cinta adhesiva debe aplicarse cubriendo completamente la parte de la uña rota; el exceso se corta luego con unas tijeras. Los extremos de la cinta deben quedar bien adheridos a la uña y para fijarlos mejor puedes usar esmalte transparente.

5. Parches transparentes para uñas rotas

Muchas marcas también han incluido en sus colecciones los prácticos parches transparentes (almohadillas reparadoras de uñas) para manicura, para usar en caso de rotura de una uña. Son similares a las que se utilizan para hacer la manicura francesa, pero especialmente diseñadas en caso de rotura de uñas. Una vez quitada la película protectora de la parte de atrás, se aplica el bisel a la uña y listo, se hace la reparación y se puede proceder con la aplicación del esmalte.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.