¿Se puede prevenir el envejecimiento dental?

MujerLa sonrisa es, muchas veces, nuestra carta de presentación. Por ese motivo, mantener unos dientes sanos y cuidados es una de las mayores preocupaciones estéticas de muchas personas. También cuando los años van pasando, que es, precisamente, cuando podemos arrepentirnos de no haber invertido más tiempo en el cuidado de su boca. Y es que, con la edad, los problemas pueden ser mayores. Si se encuentra en este grupo, tal vez le interesen las recomendaciones que les daremos para prevenir el envejecimiento dental:

    • Higiene diaria. Es necesario, después de cada comida, cepillarse los dientes, limpiar la lengua y completar la limpieza con hilo dental. Si cuidamos bien la boca, facilitaremos cualquier tratamiento futuro.
    • Revisión periódica. Las personas mayores son especialmente propensas a sufrir alteraciones bucales relacionadas con el uso de prótesis dentales, ingesta de medicamentos y trastornos generales de la salud. La prevención es el primer paso para tener una boca siempre joven. Los expertos recomiendan acudir cada seis meses al odontólogo para que examine el estado de la boca.

    • Dieta equilibrada. Para tener unos dientes y encías sanos hay que mantener una dieta equilibrada, consumiendo los cinco grupos básicos de alimentos: lácteos, cereales, carne, pescado y frutas.
    • Medicamentos y problemas de salud. La ingesta de medicamentos influye directamente en la situación de salud bucodental. Es necesario comentar al odontólogo cualquier tratamiento que se esté realizando o cualquier enfermedad padecida, ya que puede explicar la situación de la salud bucodental.
    • Cuide las prótesis. El uso de prótesis dentales o dentaduras postizas requiere de cuidados especiales y constantes. Éstas deben estar ajustadas al paladar del paciente y, en el caso de que se afloje, es necesario ir a la clínica para que el especialista la adapte.
    • Sensibilidad. Las encías se retraen con el paso del tiempo exponiendo zonas que no están protegidas por el esmalte, como las raíces. Esto provoca que las personas mayores sean más propensas a sufrir de hipersensibilidad en los dientes. En este caso es recomendable usar un dentífrico especial, sin olvidar consultar con el dentista, ya que la persistencia del problema puede enmascarar otros problemas como lesiones y fracturas.
    • Sequedad. Es otro de los trastornos comunes entre las personas mayores. Puede ser debida al consumo de determinados medicamentos o tratamientos. Para prevenirla se aconseja el consumo de líquidos (aguas, bebidas no azucaradas, etc…), aunque se puede recurrir también a productos para solucionar el problema, como ciertos sprays o enjuagues bucales, pero siempre contando con la prescripción del odontólogo.
    • Cuide la glucosa. Las personas que tienen diabetes pueden tener problemas en la dentadura y las encías más frecuentemente si las concentraciones de glucosa en la sangre permanecen altas.
    • Limitación del movimiento. Algunas personas con artritis u otras condiciones que limitan el movimiento pueden tener dificultad para cepillarse los dientes. En estos casos es aconsejable recurrir a aparatos especiales, como cepillos eléctricos, para facilitar su higiene diaria.
    • Vigile sus heridas. Es posible diagnosticar tempranamente enfermedades relacionadas con la salud de la boca. Ante cualquier herida en la cavidad bucal que persista más de 15 días, hay que consultar con el especialista.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *