Salteado de garbanzos con verduras y aroma marroquí

grabanzos_marruecos

Si te gustan las comidas especiadas, que no picantes, te encantará este salteado de garbanzos con verduras y aroma marroquí. Las verduras, tales como el pimiento y la zanahoria, combinadas con las especias seleccionadas, hacen que al degustar este plato te trasportes de inmediato a Marruecos.

Hay una mezcla de especias muy común de origen magrebí llamada Ras el Hanout. No existe una combinación exacta de especias para esta mezcla, ya que cada vendedor lo hace como mejor le parece, pero las especias que he utilizado en esta receta se acercan mucho a ese sabor tan característico.

Ingredientes:

(Para 2 personas).

  • 200 gr. de garbanzos cocidos.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 1/2 calabacín.
  • 1 zanahoria.
  • 1 limón.
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida.
  • 1/2 cucharadita de cominos molidos.
  • 1/2 cucharadita de canela molida.
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma.
  • 1 ramillete de perejil fresco picado.
  • Aceite de oliva.
  • sal.

Preparación del salteado de garbanzos:

Los garbanzos pueden ser en conserva, de los que vienen en frasco ya cocidos o bien, podemos cocinarlos nosotros mismos. En cualquiera de los dos cosas, los pondremos a escurrir en un colador para quitarles el exceso de líquido (en el caso de la conserva, el líquido que contiene el frasco y en el caso de cocidos por nosotros, el agua donde lo hemos cocinado).

Pelamos los dientes de ajo y la cebolla y lo picamos todo muy fino. Lavamos las mitades de los pimientos rojo y verde y los cortamos en dados. Lavamos el medio calabacín y quitamos la primera piel de la zanahoria, para luego cortarlos en medias rodajas delgadas.

Calentamos unas cucharadas de aceite en una satén a fuego lento. Añadimos las verduras que habíamos cortado previamente, removemos y cocinamos con tapadera hasta que estén blandas.

Exprimimos el zumo de limón en un vaso y lo reservamos. Agregamos todas las especias a la sartén, excepto el perejil y la sal. Damos unas vueltas e incorporamos también los garbanzos junto al zumo de limón.

Mientras el zumo se reduce, picamos el ramillete de perejil y lo añadimos a la sartén. Salamos a nuestro gusto y cuando se haya reducido el caldo, ya estarán listos para consumir.

Podemos servirlos acompañados de un poco de cous-cous, arroz blanco o algún tipo de pan plano.


Categorías

Legumbres, Recetas

Eva Cornejo

Nací en Málaga, donde crecí y estudié, pero actualmente vivo en Valencia. Soy diseñadora gráfica de profesión, aunque mi pasión por la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *