Saca el máximo partido a tus productos de belleza

tips_maquillaje_7556_641x427

A veces, nos quejamos de que tenemos pocos productos cosméticos y que lo poco que tenemos no abarca para todo. Pues bien, aquí está la solución. Vamos a decirte qué hacer con cada producto de belleza además del obvio para el que está predestinado.

Saca tu neceser y verás como esos poquitos productos de belleza que tienes, dan para mucho. Saca el máximo partido a tus productos de belleza, aquí te enseñamos cómo hacerlo.

Uno, dos, tres… ¡Empezamos!

  • Aceites de almendras dulces, romero y argán: Estos aceites salieron al mercado hace mucho pero su uso cosmético se ha extendido hace relativamente poco. Estos aceites nos sirven hasta para un descosío. Tomad nota: Para las puntas secas del cabello; para la hidratación y nutrición de nuestra piel cuando está extremadamente seca; para reblandecer las cutículas de nuestras uñas; para nuestras pestañas, se verán mucho más fuertes y bonitas; y para infinidad de mascarillas capilares caseras que podemos hacer nosotras mismas para conseguir un pelo mucho más hidratado, fuerte y brillante.
  • Crema de manos: La crema de manos además de proteger nuestra piel y uñas podemos utilizarla también para el cabello. Si tu pelo es algo encrespado y se eriza con mucha facilidad, pon sobre tus manos una almendra de producto de esta crema… Extiéndela bien sobre la palma de tus manos y aplícala sobre tu cabello para controlar ese “erizado”. Es decir, la podemos usar a modo de mascarilla capilar sin lavado.

Consejos-de-belleza-caseros-para-el-cabello

  • Delineador negro: El delineador negro no sólo te servirá para delinear tus párpados, tanto inferior como superior, sino que también te ayudará a hacer ahumados en caso de no tener sombra negra o gris.
  • Sombras rosas, fucsias, marrones, anaranjadas y moradas: Si hay una sombra que te gusta especialmente y no la encuentras en el mismo tono en barra de labios, te doy la solución. Coge un poco de esa sombra, y con la ayuda de una cucharilla conviértela en polvo, en caso de ser compacta. Añádele un poquito de cacao de labios, ese que nos aplicamos para hidratar, y haz la mezcla. Conseguirás una especie de bálsamo con color, Y lo más importante, de ese color de sombra que tanto te gusta.
  • ¿Que no tienes colorete? No pasa nada: Una sombra de un tono rosado, anaranjado o marrón puede servirte como colorete. Y si esta opción no te convence te damos otra. Con una barra de labios, aplica un poco sobre tus mejillas y con la ayuda del dedo extiéndela bien para que se difumine. Ya tienes una cara con aspecto sano y jugoso.
  • Si tienes dos bases de maquillaje y ninguna te va bien (esto pasa sobre todo ahora en verano que nos ponemos más bronceadas y las bases de maquillaje nos suelen quedar un pelín claras), ¡mézclalas! Si una es un tono oscuro y otra es algo más clara que tu piel, juntándolas tendrás la combinación perfecta. Así evitarás gastar más dinero en otra base y podrás aprovechar ambas.

piel-sin-arrugas-2

  • Si te gusta la nueva tendencia de colorear tus cejas pero ahora mismo no dispones de un kit para cejas y quieres probar cómo te quedarían tus cejas pintadas, puedes ayudarte de una sombra del mismo color o aproximado a tus cejas naturales. Sólo necesitarás un pincel biselado para aplicar el color, ¡y listo!

Más consejos

Ahora en verano (aunque esto está indicado para todo el año, independientemente de la estación en la que nos encontremos) es indispensable salir de casa con protección solar puesta, sobre todo en la cara. Si piensas que usar protección, crema hidratante y después maquillaje es un poco cansado y demasiado para la piel, la solución perfecta está en mezclar las tres cosas. Sobre el dorso de tu mano, aplica un poco de maquillaje fluido, un poco de crema hidratante y algo de protector solar. Haz la mezcla de las tres cosas y tendrás una especie de crema hidratante con color y además con protección. Este truco viene bien sobre todo para las pieles más secas, pero ¿qué pasa si tenemos una piel grasa a la que nos salen brillos a las pocas horas? Pues lo ideal para este tipo de personas es hacernos con una hidratante con protección (al menos del 30) y sólo añadir algo de maquillaje. Así nos ahorramos un producto.

Atelier maquillage - portrait d'une ado se faisant maquiller

Por otro lado, si tienes un rostro plano y tus pómulos apenas se notan, aficiónate a la técnica de maquillaje conocida como el ‘contouring’. Son muchas las chicas que ya lo practican. Esta técnica consiste en aplicar polvo más oscuro o bronceador por debajo del hueso del pómulo e iluminado por la zona de arriba. Así conseguimos dar un aspecto de rostro afilado y mucho más marcado.

Si tienes una pestañas muy finas o muy poco densas vamos a darte este consejo al que te seguro te aficionas: con un cepillo de dientes que ya no uses o con un cepillo para peinar cejas, aplica un poco de polvo translúcido o polvo talco sobre las pestañas. A continuación, pásale la máscara de pestañas con color como acostumbras siempre. Verás tus pestañas con más volumen y mucho más espesas. Así te olvidas un poco del rizador.

Pues estos son los consejos de belleza que os dejamos hoy. No son necesarios demasiados productos para verse bien, sino tener un poco de maña y encontrar la solución por otro camino alternativo. Si te gustan estos consejos y quieres que te demos más próximamente, háznoslo saber en la cajita de comentarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *