¿Sabes que algunas prendas de vestir pueden dañar tu salud?

Las prendas que pueden dañar la salud

Aunque puede parecer algo extraño, algunas prendas de vestir pueden dañar tu salud. Esto es lo que indican las autoridades sanitarias y por ello es importante dedicar tiempo a informarse sobre este tema. Para muchas personas, la ropa es una forma de expresar su creatividad. La ropa puede mostrar una parte de ti, esa que tú quieres que los demás vean.

Pero cuando se usan algunas prendas con demasiada frecuencia, es posible que sin darnos cuenta estemos poniendo en riesgo diferentes aspectos de la salud. ¿Quieres descubrir cuáles son esas prendas que más daño hacen y poder evitarlas? Enseguida te contamos todo sobre este tema.

Las prendas de vestir que pueden dañar la salud

Más que una determinada prenda en concreto, se trata más bien de la forma o el tejido que se utilice. También puede influir la talla y la forma de la prenda en cuestión. Es decir, las prendas de vestir más peligrosas para la salud son las muy ceñidas, las que se ajustan al cuerpo impidiendo una correcta circulación de la sangre y las que no dejan transpirar en condiciones.

Especialmente las prendas que se ciñen mucho en la parte inferior del cuerpo. Los pantalones ceñidos en la entrepierna, en los muslos y piernas. Aunque la moda viene más amplia últimamente, ya que llevan los pantalones y jeans más amplios y sueltos de pierna y cintura, los pitillo nunca dejan de estar de moda. Dentro de este tipo de prendas, estas son las peligrosas y las que más pueden dañar tu salud.

Jeans, shorts y pantalones super skinny

Ropa que puede dañar la salud

Lo más probable es que formen parte de tu fondo de armario y no pasa nada si los utilizas de vez en cuando. Pero todas estas prendas de vestir que se ajustan completamente al cuerpo, son muy peligrosas para la salud. Por una parte, llevar ropa muy ceñida en la zona de la entrepierna es muy peligroso para la salud íntima. Tanto en el caso de hombres como mujeres, los pantalones muy ceñidos o con tejidos gruesos pueden causar irritación y una mala transpiración de la zona íntima.

Los bodies

Una prenda que va y viene pero nunca deja de estar de moda, los bodies que tanto estilizan y tan favorecedores son para todo tipo de cuerpos. Sin embargo, se trata de una prenda híper ajustada especialmente en la zona vaginal. El calor, la humedad y la mala transpiración, pueden causar daños en la zona íntima, provocando todo tipo de infecciones vaginales. Lo mismo ocurre con los bañadores y bikinis, que deben cambiarse con frecuencia para evitar la humedad en la zona íntima.

Los pantis

Aunque lo más habitual es usar el término medias, existen diferencias importantes entre lo que son las medias y los pantis. Las medias son las que llegan hasta el muslo y se usan con ligeros o bandas de silicona que se ajustan a la pierna. Los pantis son las que llegan a la cintura, cubriendo toda la zona de la cadera, la pelvis, muslos y la zona íntima. El roce del tejido con la piel, las costuras y estar tan ajustado en la zona, son peligros que se deben evitar para no dañar la salud vaginal.

La ropa interior de tejidos sintéticos

Prendas que dañan la salud

Si hay un tipo de prenda que es de uso constante y puede perjudicar la salud es sin duda la ropa interior. Se trata de algo que se lleva a diario y por ello es fundamental elegir muy bien este tipo de prendas. Las braguitas, los tangas o el tipo de ropa interior que te guste llevar, debe ser siempre o en la mayoría de los casos de algodón, un material natural y transpirable que evita muchos problemas de picores, alergias o irritación.

La ropa interior de encaje, seda y materiales sintéticos, pueden ser más sexys a simple vista pero deben limitarse a ocasiones limitadas. Para el día a día es preferible llevar ropa interior de un tejido más respetuoso con el cuerpo y esa zona tan delicada que con facilidad puede sufrir las consecuencias de las prendas demasiado ceñidas y con tejidos sintéticos.

Viste siempre de forma que te sientas a gusto, con la ropa que te haga sentir bien, cómoda y guapa. Independientemente de si es más o menos ceñida, porque lo que te hace sexy y atractiva es tu actitud ante la vida y no la ropa que usas. No pongas en riesgo tu salud por modas o por prendas que sabes que no te hacen bien.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.