¿Sabes cuáles son los beneficios de dormir bien?

Al levantarnos cada mañana, somos plenamente conscientes de si esa noche hemos dormido bien y hemos descansado o si por el contrario, no lo hemos hecho. Si nos levantamos cansadas, con más sueño del que teníamos cuando nos fuimos a dormir, si no nos apetece nada empezar un nuevo día, es que el sueño no ha sido todo lo reparador que debería o hemos descansado menos horas de las necesarias.

Si esto te pasa a menudo, si tienes insomnio y no puedes conciliar el sueño de noche con facilidad,  deberías acudir a tu médico de cabecera. Este quizás te mande a realizar una prueba de sueño, la cuál diagnosticará qué horas duermes bien y cuáles son aquellas en las que no descansas. Quizás no sea necesaria esta prueba de sueño y sólo sea cuestión de cambiar ciertos hábitos durante el día, quitar ciertos alimentos pesados de noche o simplemente hacer un poco de meditación antes de dormir.

Pero hacemos todo este inciso previo porque son muchos los beneficios de dormir bien y para nada debemos saltarnos todas y cada una de las horas que tanto nuestro cuerpo como nuestra mente necesitan para desconectar y recuperar energías. Si quieres saber cuáles son estos beneficios, sigue leyendo a continuación.

La importancia de descansar bien

Si nunca le has dado gran importancia al simple hecho de descansar bien, aquí te decimos cuáles son esos beneficios para nuestra salud y bienestar. ¡Presta mucha atención!

  1. Aunque estemos durmiendo, hay cierto tiempo en el que nuestro cerebro sigue trabajando. Esto es un beneficio porque nos ayuda a fortalecer la memoria y a retener las habilidades que hemos aprendido o mejorado durante el día.
  2. Cada persona es un mundo y cada uno de nosotros sabemos bien cuántas horas de sueño necesitamos para rendir bien y estar descansados al día siguiente. Sin embargo, lo conveniente es dormir entre 7 y 8 horas diarias. Dormir menos de 6 horas, a la larga, puede ocasionarnos bastantes problemas de salud, sobre todo relacionados con el sistema nervioso. Por el contrario, dormir más de 8 horas no tiene ningún tipo de inconveniente para el organismo.
  3. Si después de comer nos entra sueño, es beneficioso para la salud dormir una siesta de entre 20 y 45 minutos. Mejora nuestro sistema cardiovascular, ya que nuestra presión arterial se mantiene más baja.
  4. Se ha comprobado que aquellas personas que están a dieta y duermen sus 8 horas al día tienen mejores rendimientos que aquellas que no descansan bien. Por lo tanto, dormir es tu mejor dieta.
  5. Reduce la depresión, la irritabilidad, el mal humor y el estrés.
  6. Nos mantiene saludables porque mientras dormimos nuestro cuerpo está fabricando moléculas extra de proteínas, lo cuál ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario.

En el sentido opuesto de todo esto encontramos el no descanso. Si no descansamos bien no sólo estaremos como en cámara lenta durante todo el día haciendo o al menos intentando hacer todas nuestras actividades diarias pendientes sino que también nuestra salud se verá debilitada a la larga. Si no quieres que esto suceda, pon remedio desde ya… Acuéstate antes, duerme algo de siesta después de comer, o si estás de vacaciones ya aprovecha para recuperar las horas de sueño perdidas,… ¡Son todo beneficios!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *