Rutina facial ideal para el otoño

Rutina facial

Ahora mismo en nuestro país estamos en otoño, una estación de cambios, donde la piel está diferente después de todo un verano tomando el sol, por el agua de las piscinas, etc. Es por esta razón principalmente, que es necesario llevar una rutina facial diferente a la que llevábamos en verano.

El uso de cremas hidratantes para nuestra cara durante todo el año es primordial si no queremos que la piel se vea cada vez más apagada, con más arruguitas y menos tersa, pero en esta estación de otoño-invierno en la que estamos es todavía aún más necesario. ¿Por qué? Porque el frío daña bastante nuestra piel, la vuelve más tirante, más seca y su poder de regeneración disminuye con el paso de los años. Para que eso no nos suceda, os vamos a dar el paso a paso de una rutina facial ideal para el otoño. Está pensada para una piel normal-mixta. ¿Es este tu caso?

Rutina diaria para pieles normales-mixtas

  1. En toda rutina facial diaria en primer paso que debemos realizar, sea cual sea nuestro tipo de piel, es una buena limpieza de cara. Para las pieles mixtas van genial aquellos productos espumosos y tipo gel que producen algo de jabón al contacto con el agua. También puedes optar por este tipo de productos como las leches limpiadoras, lo que te resulte más cómodo. Si decides finalmente usar geles o jabones espumosos, la utilización es fácil: moja tu cara con abundante agua y a continuación aplica el producto por toda la piel, realizando masajes circulares con los dedos. También puedes usar una esponja suave o disco desmaquillante. Insistiremos sobre todo en la zona T del rostro. Al finalizar nuestra limpieza debemos notar que la piel queda totalmente limpia y sin impurezas.
  2. Para el segundo paso optaremos por hidratar y equilibrar nuestra piel. Por esta razón no nos vale cualquier crema hidratante. Tenemos que asegurarnos a la hora de comprar el producto, que sea una hidratante equilibrante o reguladora. ¿Por qué? Porque al tener una piel mixta, nuestra cara presenta tanto zonas secas como con grasa, por ello, debemos usar una crema que nos regule tanto una zona como la otra. Las cremas para este tipo de piel suelen ser bastante frescas y cómodas de usar. Te recomendamos usar una que no contenga nada de aceites.
  3. En el paso intermedio entre la limpieza y la hidratación se recomienda utilizar algún tónico o agua de avena. Este producto no es imprescindible, por eso no lo ponemos como segundo paso, pero sí es recomendado sobre todo para aquellas mujeres que una vez limpia la cara se la notan como enrojecida y más sensible de lo normal. Si finalmente decides usar tónico te recomendamos aquellos que no contienen nada de alcohol, ya que este componente suele ser bastante agresivo con la epidermis, sobre todo para las pieles sensibles o alérgicas. Hazte con alguna de agua de rosas, o los de la marca Avéne que protegen bastante nuestra piel.
  4. Como último paso aplicaremos un contorno de ojos (para personas mayores de 23-25 años aproximadamente). El contorno de ojos nos ayudará tanto a evitar la aparición de pequeñitas arrugas por la zona de alrededor de los ojos como a controlar las bolsas y ojeras. Un truco si quieres que tenga un mayor efecto, sobre todo descongestionante, es que lo metas en el frigorífico para usarlo bien frío. Este temperatura ayuda a reducir mejor los ojos hinchados. ¡Es perfecto para las mañanas!

Esta rutina la aplicaremos todos los días, tanto por las mañanas como por las noches. Si por las noches vamos maquilladas, para una mayor limpieza, antes de nuestro producto para limpiar el rostro usaremos un agua micelar para desmaquillarnos primero. Ya luego limpiaremos con total normalidad.

También semanalmente, utilizaremos algunos productos como pueden ser un exfoliante y una mascarilla. Con el exfoliante (que lo aplicaremos 1 vez cada semana) lo que haremos será limpiar más profundamente. Con la mascarilla, dependiendo de nuestras necesidades (mayor hidratación, mayor limpieza, más luminosidad, etc.) también le daremos un toque extra a nuestro rostro. Esta mascarilla también es de uso semanal.

Si hacemos esto a diario y semanalmente tendremos una piel sana y cuidada todos los días del año. Pero hay que ser constantes. ¿Tú lo eres?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *