Rutina de belleza para cuidar la piel sensible

Piel sensible

La piel sensible es un tipo de piel que es cada vez más común. Este tipo de piel reacciona ante los factores externos y se daña fácilmente. Es una piel que puede irritarse con muchos productos cosméticos y que fácilmente tiene rojeces e irritaciones, a veces sin que sepamos el por qué. Así que se trata de un tipo de piel que necesita sus cuidados específicos.

La piel sensible requiere unos cuidados muy necesarios a diario en una rutina de belleza que nos ayude a mejorarla y calmarla. Este tipo de piel reactiva puede llegar a secarse y a tener muchas molestias, por lo que hay que extremar los cuidados.

Qué es la piel sensible

Este tipo de piel es fácilmente reconocible porque suele tener problemas como la dermatitis o los eccemas. Es una piel que reacciona ante cambios de temperatura, que se reseca fácilmente y pierde la protección de la barrera natural que la mantiene sana. Es por eso que en ella podemos ver rojeces, irritaciones e incluso parches secos que dan picor. Hay muchos síntomas y las causas son variadas, ya que pueden ir desde utilizar productos inadecuados a la polución, la temperatura o la exposición a algún factor que nos daña. La solución para esta piel es un trabajo constante en su cuidado evitando que le afecten estos cambios  y factores.

Cuidado con los productos que eliges

Cosmética natural

Si queremos cuidar este tipo de piel a diario, es imprescindible que elijamos bien los productos con los que vamos a tratarla. La química suele ser uno de los principales enemigos de esta piel reactiva, ya que los productos que usan muchos químicos pueden tener algún componente que afecte a nuestra piel. Así que deberíamos evitarlos. Es mejor decantarse por productos naturales o por aquellos que no tengan una química demasiado fuerte, como los aceites derivados del petróleo, los conservantes y los perfumes. Si elegimos bien nuestra cosmética ya tendremos mucho ganado.

Productos bio

Si hay que elegir alguna crema o producto para nuestra piel, debería ser bio, fabricado con los mejores ingredientes naturales evitando todo tipo de química en el proceso. De esta forma, nos aseguramos que nuestra piel no va a tener reacciones frente a ellos. Son productos que pueden llegar a tener un coste más elevado que otros pero sin duda valen la pena por lo mucho que cuidan nuestra piel. Firmas como Weleda nos ofrecen un tipo de productos excelentes para la piel.

Bruma facial

Bruma facial

Las pieles sensibles tienen tendencia a resecarse y a perder la capa lipídica que las protege. La hidratación es clave en este tipo de pieles pero no siempre utilizamos la crema o podemos hacerlo a lo largo del día. Por eso es una gran ayuda las brumas faciales. Este tipo de productos nos ayuda a mejorar la hidratación con un simple gesto. Las brumas faciales suelen venir en spray con una pulverización muy fina que le aporta a la piel el extra de hidratación que necesita. Si trabajamos en oficina y en ambientes cerrados mucho tiempo, este tipo de brumas son ideales para calmar la piel e hidratarla. Así evitaremos esa sensación de tirantez.

Protección solar siempre

Crema hidratante

No solo en verano estamos expuestos al sol. Además, la piel sensible suele verse más afectada por los cambios de temperatura, por lo que debemos protegerla. Es importante utilizar protección solar siempre. Si las cremas de protección solar te parecen muy densas, compra cremas hidratantes que tengan esa protección. Durante el invierno no necesitas protección cincuenta y muchas cremas ya tienen hasta factor treinta. Así evitarás los daños que produce el sol en la piel y las irritaciones que se pueden producir en las pieles sensibles.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.