Rueda abdominal, ¿Sabes usarla de manera correcta?

Cómo usar la rueda de abdominales

Como bien sabrás, los accesorios deportivos siempre nos ayudarán en la ejecución de ciertos entrenamientos. Lo que hoy no podíamos dejar pasar de largo y por ello, presentamos la rueda abdominal. Una idea más que perfecta, porque como su nombre indica, nos va a ejercitar la parte del abdomen pero también los brazos y hasta la espalda.

Por lo que como vemos, nos ayudará a incrementar la fuerza y a tonificar el cuerpo. ¿Suena bien verdad? Pero entre todas las ventajas, también es cierto que debemos intentar usarla de la manera correcta. Porque sino, podemos estar lastimando más cuerpo de lo que podíamos imaginar. ¡Vamos a sacar el máximo partido!

Intenta adaptarte a la rueda abdominal de manera progresiva

Como en todo entrenamiento o deporte que se precie, siempre debemos ir poco a poco. Porque solo con ello, conseguiremos dar luego grandes pasos. De ahí que si todavía no estás muy familiarizado con la rueda, lo mejor que puedes hacer es realizar movimientos cortos y siempre controlando el core. Para poco a poco ir aumentando el frecuencia e intensidad. ¿Por qué no pruebas algunas veces con una barra y discos? Si estás en el gimnasio, siempre puedes probar a practicar con esta otra opción antes de decantarte por la rueda. Lo importante es hacer un recorrido corto, deslizándote mucho menos de lo que lo harás con tu rueda abdominal.

Coloca bien el cuerpo

Es otro de los pasos a tener en cuenta y uno de los más importantes. Colocar bien el cuerpo siempre es sinónimo de unos ejercicios bien hecho, sin tener que preocuparnos de las lesiones. Como vamos poco a poco, lo mejor es comenzar, apoyando las rodillas en el suelo y también los dedos de los pies. Sujetamos las dos partes de la rueda con las manos y nos vamos hacia delante pero con la espalda recta. Por lo que, aunque parezca sencillo no lo es tanto. De ahí la importancia de ir haciendo unos movimientos más lentos, pero pensando en no arquear la espalda. Como sabes, el gato es una postura que nos permite arquear ligeramente la espalda. Esto lo haremos cuando no queremos cargar demasiado la parte lumbar al volver a la posición de inicio.

No estires los brazos ni el cuerpo demasiado

Esto es algo que vamos a entender en un momento, porque cuando más estires los brazos y el cuerpo hacia delante, a la hora de volver a la posición inicial, será más complicado. Lo que hará que en un par de repeticiones estemos ya para el arrastre. Por eso, lo mejor es ir haciendo movimientos más cortos y controlados. Ya que además de la presión en los abdominales, también la espalda puede salir mal parada si lo hacemos así desde el minuto uno. Por ello, hay que tener precaución.

La fuerza se hace en el abdomen y glúteos

Si mantenemos la espalda recta en la ejecución hacia delante del ejercicio, todo irá bien. Pero no podemos cargarla o hacer demasiada presión en ella. Es decir, cuando hacemos el ejercicio hacia delante, la estiramos. Pero al volver a la posición inicial, la fuerza la haremos en el abdomen, que tiene que estar duro y también en los glúteos. Para no pasarnos, debemos fijar también la cadera, ya que es quien nos puede ayudar, a la hora de de volver a la posición de partida, no eches la cadera demasiado hacia atrás.

Ejercicios abdominales con barra

Añade nuevos retos cada poco tiempo

Cuando ya domines la técnica, podrás ir avanzando, que es de lo que se trata. Podrás bajar un poco más, estirando los brazos hacia delante y como no, dejando que al apoyo sea sobre las rodillas y ya no los pies. Pero eso sí, el resto sigue siendo lo prioritario a la hora de la ejecución. Intenta meter abdomen para fijarlo cuando subas y así, sabrás que el ejercicio está bien hecho con la rueda abdominal. ¿La sueles emplear en tus rutinas?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.