Roscón de reyes

No cave duda que el roscón de Reyes es y será una de las recetas favoritas de Navidad para muchos. Si además lo preparamos en casa, resultará mucho más sabroso de los que venden ya hechos.

Otras de las ventajas de prepararlo en casa es el dinero que nos ahorramos. El precio en los comercios suele ser bastante elevado, mientras que haciéndolo nosotros mismos estaremos invirtiendo sólo unos euros. El proceso preparación es fácil aunque lleva algo de tiempo, por eso la paciencia es la clave para conseguir el mejor resultado.

Ingredientes:

  • 500 gr. de harina de fuerza.
  • 1/2 taza de azúcar.
  • Un huevo.
  • 1 vaso de leche.
  • 120 gr. de mantequilla.
  • 50 gr. de levadura fresca.
  • 1 cucharada de agua de azahar.
  • La piel de una naranja rallada.

Para la decoración:

  • Azúcar blanco.
  • 1 huevo para pintar.
  • Fruta escarchada.
  • Almendra picada.

Preparación del roscón de Reyes:

En primer lugar, calentamos la leche hasta que esté templada. Añadimos la levadura, la disolvemos y esperamos unos minutos.

Mientras tanto, en un bol amplio mezclamos el azúcar, la harina, el huevo, la mantequilla a punto de pomada (temperatura ambiente), el agua de azahar y la ralladura de la piel de una naranja. Vamos agregando la leche con la levadura poco a poco hasta obtener una masa uniforme.

Espolvoreamos un poco de harina en un superficie lisa, amasamos con las manos, hacemos una bola y la dejamos reposar 10 minutos. Seguidamente, volvemos a amasar para formar una bola nuevamente.

Engrasamos la superficie de un bol amplio con mantequilla e incorporamos la masa en su interior. Tapamos el recipiente con un film de plástico y dejamos reposar 45 o 60 minutos, hasta que la masa hay doblado su volumen.

Pasamos la masa a la superficie plana y volvemos a amasar para quitar el aire interior. La tapamos con el bol boca abajo y la dejamos en reposo 15 minutos.

Si queremos introducir alguna sorpresa en el roscón, este seria el momento. Amasamos nuevamente con las manos y hacernos una bola. Clavamos los dedos en el centro para hacer una agujero y darle la forma de roscón. Repartiremos correctamente toda la masa para conseguir una superficie lisa y homogénea.

Ponemos papel de hornear en la bandeja del horno y colocamos encima nuestro roscón de reyes. Batimos un huevo y lo pintamos por encima. Dejamos reposar la masa por última vez hasta que notemos que haya aumentado su volumen. Espolvoreamos azúcar blanco por encima y decoramos a continuación con la fruta escarchada y la almendra picada.

Metemos la bandeja en el horno, previamente calentado a 160° C. Cocemos el dulce hasta que esté dorado, con calor arriba y abajo unos 25 o 30 minutos. Dejaremos enfriar por completo antes de consumir. También podemos rellenarlo de nata, crema o trufa, haciéndole un corte horizontal.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.