Rodetes, 4 formas de hacerlos

El rodete es un peinado muy fácil de realizar y resulta excelente para lucir en el verano por su versatilidad, frescura y por la ventaja de que ayuda a proteger el pelo de la humedad. Además el rodete se puede usar tanto de día como de noche, y te permite lucir elegante y sin esfuerzo.

Todo lo que necesitas para hacer un rodete son elásticos y horquillas que permitan sujetar el pelo a la altura que desees y de la forma que más te agrade.

4 maneras de hacer un rodete

Rodete nudo
El rodete nudo es un peinado de verano, es un estilo sin esfuerzo para lucir con la ropa sport. Para realizarlo tienes que comenzar con una cola de caballo alta, donde se fijará el rodete con las horquillas. Completa el look con pendientes llamativos y grandes gafas de sol.

Rodete desprolijo
El rodete desprolijo es otra variante de este peinado fácil, se lo realiza de igual forma que el anterior rodete pero de manera desordenada. Si quieres darle mayor glamour tienes que planchar el pelo y atar la cola de caballo, arma el rodete de forma despeinada para lograr un cambio en el peinado.

Rodete con diadema
Adora el rodete con una cinta o con una diadema, es un peinado ideal para la noche porque resulta glamoroso pero se lo hace de forma simple y rápida.  Arma el rodete y elije una cinta o diadema que combine con el estilo de la ropa para no abrumar al resto del cabello.

Es un estilo ideal para crear una apariencia romántica y femenina.

Rodete de costado
El rodete de lado es muy divertido pero también puede ser glamoroso. Para hacerlo, ata una coleta en el lateral de la cabeza barriendo todo el pelo hacia ese costado, arma el rodete con horquillas pero deja mechones a los lados de para enmarcar la cara. Es una gran solución para un look de noche.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *