Rituales para conseguir unas manos perfectas

Manos perfectas

Las manos sufren mucho a lo largo del día y de diversas maneras. Pueden estar expuestas a los elementos, a productos químicos, al agua y a todo tipo de trabajos. Es por eso que se trata de una zona de nuestro cuerpo que necesita cuidados específicos, porque si no las cuidamos envejecen muy rápido.

Las manos pueden llegar a tener algunos problemas, desde piel seca a uñas rotas, manchas e incluso arrugas prematuras. Unas manos cuidadas también dicen mucho de nosotros y además es una parte que siempre exponemos al mundo, por lo que tenemos que cuidarlas con frecuencia. Vamos a ver algunos rituales que nos van a ayudar a tener las manos perfectas.

La limpieza es fundamental

Manos hidratadas

La limpieza en las manos y en las uñas es algo fundamental. Si realizamos trabajos con las manos tendremos que lavarlas más a menudo. Esto nos puede llegar a crear un problema, puesto que los jabones pueden llegar a destruir la protección de la piel haciendo que es escame y se estropee. Es por eso que siempre debemos utilizar jabones que sean suaves y que cuiden el ph de la piel. Si elegimos jabones naturales como el de glicerina o el de miel, que además nos ayudan a hidratar la piel será todavía mejor. En cuanto a las uñas, se debe utilizar un cepillo para retirar la suciedad en ellas, especialmente si las tenemos largas.

Hidrata la piel de las manos

Manos perfectas

La sequedad en las manos suele ser uno de los problemas más habituales que nos vamos a encontrar. Esta sequedad se puede combatir muy fácilmente si nos proponemos hidratar las manos varias veces al día. Al realizar todo tipo de trabajos las manos se pueden secar por muchas razones. Incluso si trabajamos en una oficina y utilizamos papel constantemente veremos cómo la piel de las manos se reseca. Tenemos que llevar con nosotros siempre una crema específica de manos para poder utilizarla cuando deseemos. Es mejor comprar una que se absorba con facilidad para poder seguir trabajando tras utilizarla.

Aprovecha la noche

La noche puede ser un buen momento para realizar ese tipo de tratamientos que no haríamos normalmente. En este caso nos referimos a hidratar mucho más nuestras manos, para levantarnos con ellas muy suaves. Utiliza unos guantes de algodón e impregna tus manos en una crema untuosa, en aceite de coco o en algo que hidrate las manos en profundidad. Así verás cómo consigues hidratarlas muchísimo.

Hazte la manicura

Manicura

Unas manos cuidadas no son nada si nuestras uñas son todo un desastre. Es por eso que debemos hacernos una buena manicura al menos una vez por semana. No hay que pintarse las uñas de un tono en especial, aunque es divertido jugar con todos los colores que tenemos a nuestra disposición. El primer paso consiste en cuidar las cutículas, hidratándoles y retirándolas hacia atrás. Nunca hay que cortarlas o podríamos causar una infección en el dedo.

El siguiente paso para una estupenda manicura es aplicar una capa de esmalte protector en las uñas que nos proporcione brillo. Después ya podemos añadir el color que deseemos. Si utilizamos los nuevos esmaltes con acabados de gel tendremos una manicura que nos durará mucho más tiempo intacta.

Cuidado con las manchas

Una de las cosas que más van a envejecer nuestras manos son las manchas prematuras. Aunque estas suelen aparecer con la edad, lo cierto es que podemos evitarlas si cuidamos nuestra piel. Casi siempre aparecen por el efecto del sol. Aunque no nos damos cuenta, nuestras manos están expuestas a los rayos solares con frecuencia sin que utilicemos protección solar. Por eso es importante comprar una crema hidratante que cuente con protector solar para usarla en las manos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.