Riesgos y consecuencias de sufrir hipertensión arterial

La hipertensión arterial o también conocida comúnmente como “tensión alta” es una enfermedad que afecta a más del 30% de la población mundial, siendo uno de los principales factores de riesgo de cardiopatías e insuficiencia renal. Aunque puede ser algo hereditario (nacer ya con ella porque nuestros padres la padezcan), un estilo de vida poco saludable (mala alimentación, sedentarismo y estrés) puede hacer que se vea empeorada con el paso del tiempo en aquellas personas que ya lo padecen, o que aparezca como nueva en esas personas que aún no sufrían la enfermedad.

Si quieres saber cuáles son los riesgos y consecuencias de sufrir hipertensión arterial y también cómo prevenirla, sigue leyendo este artículo de salud que os ofrecemos desde Bezzia.

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial se da cuando los vasos sanguíneos tienen una continua tensión alta al llevar la sangre desde el corazón a todo el cuerpo. Mientras más alta sea la tensión, más esfuerzo hace el corazón para bombear.

El corazón de una persona hipertensa no tiene unas paredes ventriculares normales, sino que sufren de hipertrofia y una gran dilatación. A su vez, las arterias se encuentran bloqueadas debido al colesterol alto y por tanto el flujo sanguíneo se ve reducido.

Hablamos de tensión arterial normal cuando su sistólica (o comúnmente llamada “la alta”) está en 120 mm HG y su diastólica (o comúnmente llamada “la baja”) está en 80 mm HG.

Se produce hipertensión cuando la sistólica está igual o más de 140 mm HG y la diastólica está igual o más a 90 mm HG.

¿Qué factores desencadenan la hipertensión arterial?

  • Factores hereditarios (como ya decíamos anteriormente).
  • Obesidad.
  • Estrés.
  • Dieta rica en grasas y carbohidratos.
  • Exceso de consumo de sal y alcohol.
  • Enfermedades orgánicas u hormonales (aunque estas sólo provocan el 5% de los casos totales).

¿Qué síntomas pueden darse?

Aunque en algunos casos no se dan estos síntomas, los más frecuentes y generales pueden ser:

  1. Dolor de cabeza.
  2. Vértigos y mareos.
  3. Dificultad respiratoria.
  4. Dolor torácico.
  5. Palpitaciones del corazón.
  6. Hemorragias nasales.

¿Qué consecuencias puede tener sufrir de hipertensión?

Si la enfermedad no se controla a tiempo o no llevamos un régimen de dieta sana y algo de ejercicio físico, las consecuencias pueden ser nefastas para nuestra salud:

  • Infarto de miocardio.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Ceguera.
  • Insuficiencia renal.
  • Accidentes cardiovasculares.
  • Aneurismas en vasos sanguíneos.

¿Cómo podemos prevenir la enfermedad?

Si es algo hereditario difícilmente podremos prevenir esta enfermedad, pero sí podremos hacerlo si no es hereditario o ya la tenemos y no queremos que vaya a más:

  • Mide regularmente la tensión arterial.
  • Lleva una dieta saludable: la dieta mediterránea es la mejor de todas para estos casos.
  • Haz ejercicio con regularidad. Si no puedes porque no tengas facilidad en el movimiento, con simples paseos, natación o pilates puede servir. La cosa es que nuestro corazón se esté ejercitando y haciéndose cada día más fuerte y sano.
  • Evita por todos los medios tomar alcohol. Este puede ser bastante nocivo para la hipertensión arterial.
  • Reduce la ingesta de sal, ya que esta aumenta considerablemente nuestra tensión alta.
  • Toma los medicamentos que te receten en tu médico de cabecera habitual e infórmate sobre las infusiones o pastillas naturales que se recomiendan para estos casos.

¿Sabías que…?

El 17 de mayo (la próxima semana), se conmemora el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. El fin de este día no es otro que crear conciencia sobre la enfermedad, y por consiguiente, sobre el cuidado de esta.

  • 1 de cada 3 adultos padecen hipertensión en el mundo.
  • Se producen alrededor de 9.4 millones de muertes a consecuencia de esta enfermedad.
  • El 42% de la población desconoce totalmente que sufre de hipertensión (de ahí la importancia de los controles regulares de la misma).
  • El 67% de la población tienen antecedentes familiares.

Una vez tenemos todos estos datos, también tenemos en nuestra mano cambiar nuestro devenir con esta enfermedad. Aunque sí es cierto que algún porcentaje que otro no podemos controlarlo, sí podemos prevenirlo. Sigue las recomendaciones saludables que aquí te ofrecemos y hazte chequeos regulares. Así evitarás preocuparte en un futuro.


Categorías

Enfermedades, Salud

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones. Una de mis pasiones es la escritura y otra es ver vídeos y leer de todo lo relacionado con la belleza, el maquillaje, tendencias, cosmética, etc... Así que este lugar es perfecto ya que puedo dar rienda suelta a lo que me gusta y mezclar ambas aficiones. Espero poder compartir con vosotros lo que conozco del tema y que seáis vosotros también los que me ayudéis a mí a seguir conociendo cosas sobre esta temática con vuestros comentarios. Gracias por leer Bezzia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.