Revisión de viejos propósitos y creación de los nuevos

New Year's Resolutions

Queda menos de un mes para que finalice el año 2.014 y llega ese momento, odiado por algunas y querido y amado por otras en el que rescatamos nuestra vieja lista de propósitos anules y le echamos un vistazo para ver qué hemos cumplido y en qué hemos fallado.

Ante todo, ¡relájate! Si crees que hay puntos que no has cumplido no pasa absolutamente nada. Quizás haya sido porque tenías otras prioridades que necesitaban de tu atención plena, quizás ha sido porque a lo largo del año te han sucedido acontecimientos que se escapaban totalmente de tu control y poco o nada podías hacer respecto a eso. ¡No te culpes!

Para que esto no vuelva a suceder o al menos, se reduzca un poco, vamos a darte una serie de consejos a la hora de crear tu nueva lista para el 2.015.

Creación de nuevos propósitos

Seguro que estas instrucciones para elaborar tu nueva lista de propósitos para el próximo año te resulta de gran utilidad. ¡Ojo al dato!

  1. No pienses en anotar demasiadas cosas. Uno de los principales errores que cometemos a la hora de elaborar nuestra lista es que intentamos abarcar más de lo que en realidad podemos. Céntrate en aquellos puntos que son una prioridad para ti y que deseas con todas tus ganas cumplir.
  2. Piensa únicamente en ti a la hora de elaborar la lista. Que esto no te resulte egoísta, te lo decimos porque a la hora de sacar motivación e ilusión por cumplir los objetivos propuestos, la persona que debe hacerlo eres tú. Aléjate de presiones familiares, de obligaciones y de imposiciones. Piensa que es tu lista, y sólo tuya.
  3. Céntrate en retos que sean realizables. Nada de soñar o especular. Un reto realizable sería por ejemplo hacer algo más de deporte, sabiendo que este propósito requiere algo de esfuerzo, tiempo y motivación. Pero es totalmente realizable. Un ejemplo de reto no realizable sería el decir “no voy a comer más dulces para estar más sana”. ¿De verdad piensas que en 365 días del año no vas a comer ni un solo dulce? Podrás aguantar días, semanas e incluso meses pero acabarás cayendo. Ya sea por la fiesta de un cumpleaños, por la propia llegada de la Navidad próxima, por una comida con amigas que acabe con un rico dulce como postre, etc.
  4. Este consejo está altamente relacionado con el segundo. Elige propósitos que únicamente dependan de ti para llevarlos a cabo. No dejes en mano de la suerte o la providencia ningún propósito, porque estos pocas veces o casi ninguna se cumplen. Y los que son relacionados con personas, asegúrate antes de que son propósitos realistas y no demasiado idealistas.
  5. Y por último, evita el error que cometemos casi todos: ¡No olvides estos propósitos! No te hagas una lista de propósitos en un papel para luego dejarlo olvidado al fondo del cajón del escritorio. Ponte recordatorios, en el móvil, en tu agenda semana, etc.

ano-nuevo1

¿Estás lista ya para volver a rebuscar en el cajón de tus deseos? ¡Nosotras sí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *