Repercusión mundial del 8M en España

Hace unos días os hablábamos del 8M, de cómo las mujeres estábamos convocadas a la huelga en todos los ámbitos y la importancia de la lucha feminista. Pero quizás nadie esperaba que la respuesta fuese tan multitudinaria a nivel nacional. Este año, el 8 de Marzo, España se convirtió en el foco de todas las miradas a nivel internacional por unas reivindicaciones feministas que traían consigo no solo manifestaciones, sino también huelgas y protestas.

El 8M en las redes sociales

Sabemos que las redes sociales tienen sus inconvenientes, pero todo el mundo se pregunta si una manifestación tan grande y un apoyo tan intenso a nivel nacional hubiese sido posible sin ellas. Las redes sociales nos informaban al minuto de todos los lugares de encuentro y además se hicieron eco de miles de mensajes feministas para acabar con las desigualdades, no solo en el trabajo, sino también en la vida diaria, en el cuidado de familiares o en las tareas del hogar.

Huelga total y parcial

El seguimiento de la huelga total era respaldada solo por algunos sindicatos, y aunque era totalmente legal, no se dejó notar tanto como lo hicieron las manifestaciones. Eso sí, en muchos lugares hubo parones de unas horas. Hubo colectivos que sí se hicieron notar con sus huelgas totales, como el de las periodistas, con rostros tan conocidos como el de Susana Griso o Ana Rosa Quintana, que no acudieron a ponerse al frente de sus programas.

Seguimiento en las calles

Quizás el seguimiento más asombroso se hizo en las calles de las principales ciudades de todo el país, e incluso en los núcleos más pequeños. Hubo cientos de manifestaciones, desde Madrid a Santiago de Compostela, pero también en pequeños pueblos. No hacía falta desplazarse mucho para encontrar alguna manifestación o reunión en las calles. Este día todo el mundo salió a protestar por el techo de cristal, por la violencia machista, por las injusticias sin sentido que llevamos sufriendo durante generaciones en una sociedad patriarcal. Aquellos partidos políticos que hablaron de una huelga creada con fines políticos tuvieron que retractarse y apoyarla, viendo la gran repercusión en importancia de las movilizaciones.

Repercusión mundial, una jornada histórica

Hay quien habla ya de un día que aparecerá en los libros de historia, un día en el que se ha plantado cara al machismo, se ha parado y hemos salido a la calle a reivindicar lo que es justo. Aunque este era el Día Internacional de la Mujer, España estuvo en el punto de mira de los medios de comunicación internacionales, ya que en ningún otro país se convocaron huelgas o manifestaciones en todo el país. Hemos marcado un antes y un después en la lucha feminista, yendo más allá de lo que se esperaba. Si el año pasado las manifestaciones habían aparecido en las grandes ciudades, este año las hubo en más de 100 ciudades y en pequeñas poblaciones, porque todo el mundo quería sumarse. Y sin duda hemos conseguido darle visibilidad a un problema que siempre ha estado ahí.

La lucha continúa

Aunque esta huelga y las manifestaciones feministas se convocaron para un día, esto no termina. No es más que la consecuencia de un movimiento que cada vez es más grande, que hace que las mujeres nos apoyemos y luchemos, pero que también hace que ellos se unan a la causa, porque esta lucha es de todos. En las manifestaciones también encontrábamos a muchos hombres que marchaban con nosotras, porque el feminismo lucha por la igualdad, por la justicia, por cosas que a todas nos han pasado. Violencia machista, falta de conciliación, desigualdad salarial o en el acceso al trabajo y un largo etcétera al que debemos ponerle fin. Este es un largo camino, pero al menos parece que ya hemos conseguido abrir una brecha en ese techo de cristal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *