Repercusión de la televisión en los pequeños

Ahora que los tiempos han cambiado la influencia de la televisión en casa es mucho más preocupante que antes. Antiguamente nuestra escuela era la calle y a penas pasábamos tanto tiempo como ahora pegados a la caja tonta, porque preferíamos disfrutar jugando con los amigos del callejón.

Para muchos padres es muy sencillo dejar al pequeño sentado en el sofá viendo la televisión para que así esté callado y entretenido y no moleste mientras estamos trabajando, leyendo o descansando. Sin embargo, esto conlleva a consecuencias bastantes importantes en su desarrollo social y familiar.

Un niño que pasa demasiado tiempo viendo la televisión se pierde un sinfín de cosas que ocurren en la naturaleza y en la vida misma. Actividades como jugar, saltar, leer, hacer los deberes, pasar tiempo con papá y mamá o cualquier hermano, etc. Así que hay que tener en cuenta el tiempo de ver la tele así como lo que ven en ella.

Aunque existen muchos programas infantiles muy educativos que ayudan en el aprendizaje de los pequeños, existen también otros inapropiados. Por ello, los padres deben de procurar saber qué ven sus hijos y controlar los anuncios comerciales puesto que estos también tienen influencias negativas para ellos.

Efectos negativos de la publicidad

Los niños por su ingenuidad no saben distinguir entre la ficción y lo real, por lo que los anuncios comerciales resultan bastante influyentes en ellos. Anuncios como las bebidas alcohólicas, violencia, sexo, tabaco, comida rápida, bollería infantil y juguetes están expuesto para que ellos se conviertan en consumistas de los mismos perjudicando un futuro de sedetarismo u obesidad infantil.

Además, las típicas series para niños en las que muestran a chicos y chicas exageramente guapas y bien esbeltos y musculosos pueden conllevar a efectos negativos en su autoestima y belleza exterior, ocasionando incluso problemas de anorexis infantil, complejos o una preocupación excesiva por el físico.

La gran mayoría de los anuncios tienen mensajes erróneos y engañosos que los pequeños ven como verdaderos, puesto que ellos son el punto fuerte hacia apuntan las grandes comercializadoras para vender sus productos.

¿Por cuánto tiempo deben ver los niños la televisión?

Ver la televisión durante un corto periodo de tiempo no es malo para los niños, si es que ven lo que les gusta y les resulta beneficioso para su desarrollo intelectual. Sin embargo, estar todo el día frente al televisón sin hacer nada trae problemas serios de salud, como la obesidad.

Es por ello, que los padres deben delimitar el tiempo de visualización de la televisión para que así el pequeño realice otras actividades con los amigos o demás miembros de la casa. Lo recomendable es pasar entre 1 y 2 horas al día, evitando que los menores de dos años la vean.

Un estudio realizado en 2004 por la Asociación americana de Pediatría alertaba de la relación detectaba entre una exposición temprana a la televisión y el aumento de niños hiperactivos, los cuales tienen incapacidades de escuchar, prestar atención y resolver problemas por sí mismo.

Ventajas y desventajas de la televisión en los niños

En la televisión los niños pueden encontrar el mundo que les rodea u otro más lejano, siendo las imágenes, ruidos, paisajes, música, etc, los que contribuyen a su educación. Gracias a la televisión los niños pueden aprender conocer a otras gentes, otras culturas e idiomas, así como a estimular su razonamiento, creatividad, emoción e imaginación.

Además, existen muchos beneficios que mejoran su capacidad para aprender y adquirir sus conociminetos, su cultura, reforazar valores y ampliar su vocabulario. Sin embargo, para que esto ocurra de deben escoger los programas apropiados acordes con su edad así como que sean cortos y sencillos a la vez que entretenidos y llamativos para ellos.

Por otra parte, si abusamos de la televisión los niños pueden correr el riesgo de usar un lenguaje inapropiado para su edad así como de establecer una actiud violenta o incluso agitada, distraída e hiperactiva. Además, al pasar tanto tiempo sentados viendo la tele es posible que saque malas notas y tienen a engordar.

Papel de los padres ante el acto de ver la televisión

Los padres son los principales pilares que pueden evitar que la caja tonta le produzca efectos negativos a sus hijos, pero comenten el fallo de ver los programas de noticias delante de ellos. Estos pequeños no están preparados para tantas, guerras, muertes, asesinatos que se ven por la televisión por lo que a la hora de la comida y la cena es recomendable hablar en familia y apagar la tele para afianzar aún más los lazos familiares.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.