Remedios caseros para el cabello sin vida

Cabello natural y sano

El cabello hermoso y lustroso es un placer verlo, ¡y tenerlo! Pero cuando está demasiado seco se puede volver quebradizo, tener un crecimiento deficiente y que además, tenga las puntas abiertas. Hay muchas razones por las que puedes tener un cabello sin vida y poco saludable, como por ejemplo la humedad, una mala alimentación o el uso inadecuado de productos.

 

En ocasiones el uso excesivo de productos para el peinado y el uso frecuente de herramientas de calor (como secadores o planchas para el pelo), también pueden dejar a un cabello sin vida. La falta de vitaminas y minerales debido a una mala alimentación también pueden hacer que tu cabello se quede seco y quebradizo. Lavar el cabello con mucha frecuencia o usar productos de poca calidad también puede hacer que tu cabello se vuelva más frágil. Y la exposición de cabello al sol o al aire, también.

Antes de nada es necesario saber cuál es el motivo por el que tu cabello está sin vida, y así, poder empezar a solucionar el problema de raíz, ya sea cambiando el producto que usas para su lavado, mejorar la alimentación o incluso peinarte de una mejor forma. Pero también puedes empezar a realizar en tu cabello algunos remedios caseros, como los dos que te explico a continuación.

Cuidados del cabello fino

La cerveza

La cerveza es buena para el cabello ya que la malta y el lúpulo contienen proteínas importantes que fortalecen las cutículas del cabello y reparan el daño que tienen. ¡Pero aún hay más! Las proteínas que tiene la cerveza y que se unen a tu cabello hará que se vea más suave y brillante. Por lo tanto, coge una botella de cerveza y déjala abierta hasta que esté a temperatura ambiente. Después lava tu cabello con champú y masajea tu cuero cabelludo con cerveza y deja que actúe durante 15 minutos. Después enjuaga con agua fría y disfruta de los resultados.

Aceite de coco y miel

El aceite de coco es muy rico en vitaminas E y K y también tiene hierro, además también tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas que te ayudará a eliminar la caspa y promueve el crecimiento del cabello. El ácido láurico que se encuentra en el aceite de coco es mejor que cualquier otro aceite para el cabello, algo que le proporcionará un escudo protector a las raíces y las hebras, evitando la pérdida de humedad y la rotura del cabello. La miel por su parte actúa como humectante, lo que significa que atrae la humedad al cabello y además de eso, la miel está llena de antioxidantes y nutrientes que son importantes para los folículos pilosos.

Exfoliación capilar

Para esta mascarilla necesitarás solamente 1 cucharada de miel y 4 de aceite de coco. Mezcla ambos ingredientes en un recipiente y caliéntalos colocándolos sobre un recipiente de agua caliente. Después aplícalo sobre el cabello, las puntas y el cuero cabelludo. Deja actuar durante 20 minutos y después lava tu cabello con champú, tal y como haces de costumbre. También puedes mezclar la miel y el aceite de coco en porciones iguales para poder crear un acondicionador que puedes aplicar después de lavar el cabello con un champú suave. Deja el acondicionador actuar durante 15 minutos y después, enjuaga con agua tibia.

¿Cuál de estos dos remedios caseros te gusta más?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *