Reglas que no debes romper cuando convivas en pareja

pareja sonriente y feliz

Vivir juntos es genial, pero puede ser muy estresante. Es importante seguir ciertas reglas para que su relación pueda mantenerse sana y divertida. Vivir en pareja es un gran pasado, sin importar el tiempo que llevéis de relación. Pase lo que pase es una gran decisión pero se tiene que pensar bien, aunque una vez que se da el paso se necesita compromiso, comunicación, dedicación, amor y planificación.

No es lo mismo pasar una noche con tu pareja o un par de días que vivir juntos. Por eso, es importante establecer algunas reglas básicas para vivir de manera coherente y emocionante. Las reglas básicas pueden sonar como las reglas del aula preescolar, o como si ambos fuerais sargentos de simulacro. Sin embargo, si los haces con amor, todo irá bien.

Las reglas pueden ser como pautas que os ayudarán a que la convivencia sea buena. Además, tenéis que aseguraros de que cuando los hagáis juntos, estaréis tranquilos, racionales, lógicos y que seáis muy amables.

Tareas divididas

Las tareas deben ser algo que se divida entre vosotros, de esta manera no habrá resentimientos. Además, si ambos hacéis las tareas domésticas y hacéis una parte justa del trabajo, descubriréis que los dos tendréis más tiempo para hacer otras cosas que queráis y seréis más felices.

Una cosa importante a tener en cuenta aquí es que si tu pareja está enferma y no está bien, lo mejor es hacer sus tareas durante su período de enfermedad, ya que es algo que también debería hacer por ti. Además, al elegir quién hace qué quehaceres, ambos debéis tener algo que decir sobre la base de las preferencias y habilidades. Solo tened en cuenta que a nadie le gusta limpiar baños, por lo que es posible que queráis alternar turnos para esto.

pareja sonriente y feliz

Nunca vayas a la cama enfadada

Nunca debes acostarte enfadado con tu pareja, y él nunca deben acostarse enfadado contigo.  La razón por la cual esto es simple, nunca se sabe lo que puede pasar al día siguiente. Además, con la cantidad de tiempo y energía que requieren las discusiones, y no importa lo cansado que podéis estar, nunca debes tomarte un descanso para dormir y luego reanudar.

Si te vas a dormir enfadada, ambos despertaréis aún más enfadados. Incluso te despertarás más resentido porque tu pareja no hizo algo que generalmente hace (un beso, acurrucarse, abrazarse, decir “Te amo” o cualquier otra cosa).

Es mejor resolver la cuestión antes de ir a dormir, con comunicación festiva y volver a ser vosotros mismos. De esta manera, ambos podéis iros a la cama más felices, sin ningún tipo de carga emocional, y estarán más saludables.  No importa si tienes trabajo al día siguiente y estás hablando hasta las 5 de la mañana. Lo que importa es que la persona que amas y tú tienes un problema; ambos estáis tristes, enfadados, molestos y muchas otras emociones.

Lo último que necesitáis es tener tiempo enfadarse y pensar demasiado. Lo que sí necesitáis es relajarse, calmarse, ser felices juntos, resolver este problema y mostrar vuestro amor mutuo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.