Reflujo gastroesofágico, qué alimentos debes evitar

Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico es una enfermedad que afecta al aparato digestivo. Esta afecta a la forma de asimilar los alimentos al hacer la digestión, ya que los alimentos no llegan de forma correcta al estómago a través del esófago. Esto se produce como consecuencia de una alteración en la válvula que regula el paso de lo que contiene el esófago hacia el estómago.

Cuando dicha válvula no se ajusta correctamente o se relaja de una forma incorrecta, se produce lo que se conoce como reflujo. Es decir, cierta parte de los alimentos que se consumen no llegan al estómago y vuelven desde el esófago hasta la boca. Lo que puede producir muchos daños a nivel digestivo, ya que las mucosas se irritan y pueden darse como consecuencia otro tipo de síntomas derivados.

Alimentos que debes evitar si tienes reflujo gastroesofágico

Cuando el especialista determina que padeces de reflujo gastroesofágico, lo primero de todo será determinar cuál es la causa. En muchos caso esta viene producida por un exceso de peso, en cuyo caso lo más importante será adecuar una dieta de pérdida de peso para solventar este y otros posibles problemas. Si el problema aparece por la noche, generalmente se recomienda que la última ingesta de alimentos se produzca al menos 3 horas antes de ir a dormir.

Los cambios de hábitos son muy importantes porque pueden ayudar a minimizar los síntomas del reflujo gastroesofágico. Además, el médico te recomendará un dieta adecuada a tus necesidades con la que evitar el reflujo y las consecuencias derivadas de ello. También es importante evitar ciertos productos y alimentos que por sus componentes pueden aumentar el reflujo gastroesofágico, como los siguientes.

El café y las bebidas con cafeína

Además de aumentar la acidez en el estómago, las bebidas que contienen cafeína y el café, incluso el descafeinado, son excitantes y pueden alterar la digestión en un aparato ya dañado. Por ello es importante evitar el consumo de productos que contengan esta sustancia, especialmente el café. En su lugar puedes probar con infusiones como el rooibos o la manzanilla, que es calmante y ayuda a hacer la digestión.

Especias y picantes

En general, si tienes reflujo gastroesofágico debes evitar cualquier alimento y producto que pueda irritar las paredes del esófago. Entre ellas se encuentran las especias, el picante, la pimienta, las grasas y los alimentos fritos, los alimentos que producen acidez como el tomate, las frutas cítricas, el chocolate o el café. Evita estos alimentos en tu dieta para reducir la acidez tras las comidas.

Las bebidas alcohólicas

El alcohol no es nada favorable para las personas que padecen de reflujo gastroesofágico, especialmente aquellas bebidas alcohólicas que proceden de la fermentación, como la cerveza o el vino. La causa es que aumentan la producción del ácido gástrico, lo que provoca el reflujo. Por lo que es muy importante evitar las bebidas alcohólicas para prevenir el reflujo.

La menta y los alimentos que tengan sabor a menta

Esto es porque la menta puede irritar la mucosa del esófago y aumentar el reflujo. Por ello se recomienda eliminar aquellos productos que contengan sabor a menta, incluso los caramelos, las infusiones y las propias hojas de menta en estado natural.

Otros consejos para evitar el reflujo gastroesofágico

Además de eliminar los alimentos y productos que pueden dañar tu aparato digestivo aún más, es importante realizar algunos cambios en los hábitos para mejorar el estado del reflujo gastroesofágico. Por una parte debes empezar a hacer una dieta rica en lácteos bajos en grasa, vegetales, grasas saludables y pescado blanco. También es muy importante elegir la forma de cocinar más adecuada, evita los fritos, los platos condimentados o con salsa.

Hacer varias comidas ligeras a lo largo del día te ayudará a la hora de hacer mejor la digestión. De la misma manera, debes evitar hacer comidas copiosas y pesadas, difíciles de digerir y que aumentan el reflujo. Por último, elimina el tabaco de tu vida porque si son numerosas las razones para hacerlo, tener reflujo gastroesofágico es un añadido para eliminar este vicio sumamente dañino para la salud. Con estos consejos y los que te facilitará tu médico especialista, podrás minimizar los daños del reflujo gastroesofágico.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)