Reflexión: Mírate en tus hijos

Mírate en tus hijos y apuesta por ellos: que no se sientan huérfanos de tu cariño.

No pretendas moldearlos a tu forma, ni que sean retrato ni copia de nadie: que sean ellos mismos.

Siembra principios y valores en su mente y buenos sentimientos en su corazón, y no olvides que los chicos aprenden con el ejemplo, y que el hogar es la verdadera escuela de sentimientos, ideas y creencias. Siembra en ellos respeto y cosecharás amor.

Enseña a tus hijos a decir “gracias” y habrás sembrado en ellos la semilla de la felicidad.

Incentívalos, créelos siempre capaces, nobles, bondadosos, creativos, felices, únicos. Préstales toda tu confianza, enséñales a ser honestos y a querer a su país, y siembra en su esencia el poder de la esperanza.

Mírate en tus hijos y apuesta por ellos, y el futuro de un mundo mejor tan soñado para ti, será posible.fmmilenium


Un comentario

  1.   Zitaray dijo

    No solo de amor vive el hombre. Antes de educar a un hijo debemos practicar la autocrítica. Es facil dar amor y cariño a los hijos, es gratificante, por a veces hay que saber ser contundente con las acciones, saber leer la alegría de los hijos y las penas. No siempre reaccionan como nosotros queremos. Tenemos que enseñarles, por mucho que nos duela, a asumir las consecuencias de sus actos, las buenas y las malas. No podemos minimizar su sufrimiento para evitar el nuestro. Educar, si queremos que sea por el bien de ellos y no por el nuestro y nuestro egoismo, es duro y difícil.
    un abrazo de Zitaray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *