Diferentes formas de quitar el papel pintado de las paredes

Papel pintado

El papel pintado siempre ha sido una de las mejores maneras de decorar las paredes. Aunque es cierto que su uso ya no es el que era, todavía son muchas las personas que optan por él. Ya se que quieras retirar el que tienes en la habitación para siempre o cambiarlo por uno nuevo, no te puedes perder lo que sigue.

Ya que aunque no se trata de un proceso complicado, es cierto que puede dar algún que otro problema. Lo que se traduce en más tiempo, más trabajo y menos paciencia. De ahí que hemos rescatado diferentes soluciones para que el retirar el papel pintado no se convierta en un gran suplicio.

Quitar el papel pintado con vapor

Una de las grandes opciones que tenemos para retirar el papel pintado es con la ayuda del vapor. Ya que será este quien humedezca el papel, gracias a que usaremos una vaporera. Esta calienta el agua y saldrá el vapor, lo que hará que dicho papel se vaya despegando de una manera más sencilla. Aunque es un método bastante limpio, ya que no habrá tanto polvo como en otros que veremos, es cierto que debemos cubrir bien los muebles y las demás zonas, para poder trabajar a nuestras anchas. Una vez que el vapor ha hecho su trabajo, debemos ir retirando el papel y nos ayudaremos de una espátula para las zonas más complicadas.

Producto especial para papel

Es otra de las opciones que tenemos en nuestra mano. Pero es cierto que siempre dependerá de la cantidad de papel que tengamos que retirar, porque quizás no nos compense de manera económica. Hay productos que venden en tiendas de bricolaje, que con pulverizar en el papel hace que este se humedezca bien y podamos retirarlo de manera más sencilla. Eso sí, al igual que el método anterior, también debemos ayudarnos de una espátula, porque en ciertas zonas el papel estará muy pegado. Si ya has probado otros métodos, nunca está de más el hacerte con este. Desde luego, los resultados serán buenos, de eso no hay duda.

Agua templada y lavavajillas

Claro que si hablamos de soluciones para retirar el papel pintado, nada nos gusta más que los remedios caseros. Quizás porque los tenemos siempre al alcance de nuestra mano y porque suelen ser mucho más económicos. En este caso, sobre todo para ese papel que sí está muy pegado y que es imposible despegar, tendremos que humedecerlo. ¿De qué manera?, pues simplemente aplicando agua templada con lavavajillas. No tengas miedo de empaparlo porque solo así sabemos que se va a retirar mucho más fácil. Recuerda que una vez que apliques la mezcla de agua, debes esperar unos minutos antes de quitar el papel. Simplemente es una manera de asegurarnos que se queda blando y nos hará el trabajo más sencillo.

Quitar papel pintado

¿Retirar papel pintado en seco?

Es otra opción, claro que sí. Pero hay que tener en cuenta que si en ocasiones ya se hace complicado el retirarlo humedecido, en seco será peor. De todos modos, es cierto que siempre podemos probar. Porque como hemos estado mencionando, no siempre está el papel tan pegado como pensamos. Aunque haya zonas que sí sean más difíciles. Claro que siempre dependerá del tiempo del papel en sí, o quizás del pegamento usado.

Si después de haber retirado el papel, tienes pensado en colocarlo de nuevo, recuerda esto: Primero necesitas raspar bien la pared con la espátula que te ha ayudado con el papel. Luego, lo mejor es aplicar un fijador especial para el papel pintado. Ya que gracias a este paso, si queremos volver a retirarlo será más sencillo y sin tener que dañar la pared, ¿no te parece buena idea?.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.