Qué ver en Liubliana, capital de Eslovenia

Liubliana

Liubliana es la capital de Eslovenia, una ciudad no muy grande que nos ofrece una escapada ideal para pasar en ella un fin de semana. La ciudad ofrece muchos estilos debido a todo lo que ha pasado, como varios terremotos y la Segunda Guerra Mundial, que dejó muchos edificios destrozados. Hoy en día es una ciudad muy bonita que mezcla estilos con gracia.

Esta ciudad tiene muchas cosas interesantes, como su historia con los dragones y el gran castillo. Es una de esas urbes europeas en las que podríamos quedarnos a vivir, porque no resulta demasiado grande ni tampoco aburrida. Vamos a ver todo lo que se puede ver en Liubliana.

Castillo de Liubliana

Castillo de Liubliana

Sobre la colina del castillo en la ciudad de Liubliana se alza el Castillo de Liubliana, dominando toda la ciudad. Esta ha sido a lo largo de la historia un buen lugar de asentamiento, ya que domina toda la zona. Aunque el castillo inicial se construyó en la Alta Edad Media, hoy lo que podemos ver es una mezcla de edificaciones que se fueron realizando a lo largo de los siglos. En la actualidad este castillo sirve para realizar eventos como bodas y se puede visitar libremente. En él hay bares y por eso es el lugar ideal para descansar y disfrutar de una bebida. En el castillo podemos ver lugares como la Torre de los tiradores que era el almacén de la pólvora, la zona del a prisión, la Torre de Erasmo o la capilla de San Jorge. Hay tours guiados, algunas exposiciones y un funicular que nos lleva hasta el castillo.

Plaza Preseren

Plaza Preseren

Esta plaza es el centro de la ciudad y el lugar desde el cual iniciar diferentes tours. Cerca está la oficina de turismo y podemos ver el río Ljubljanica. Está al pie del castillo y desde ella se puede acceder al famoso Triple Puente, que es una de las imágenes más habituales de Liubliana. También podemos apreciar la fachada barroca de la Iglesia Franciscana de la Anunciación.

Catedral de San Nicolás

Catedral de San Nicolás

En sus inicios esta catedral era una iglesia gótica. En el siglo XVIII se sustituyó por un edificio de estilo barroco. En ella destaca su cúpula verde y las torres. Los frescos barrocos que hay en su interior son de gran interés y también las puertas que tienen la historia de la ciudad tallada en bronce.

Puente de los Dragones

Puente de los Dragones

El Puente de los Dragones es incluso más famoso que el Triple puente, y es que este puente inaugurado a principios del siglo XX sustituyó al antiguo puente de madera con una estructura de hormigón después de que el otro fuese destruido por un terremoto. Lo curioso del puente es que está flanqueado por unas estatuas de dragones muy llamativas que son ideales para ser fotografiadas.

Parque Tívoli

Parque Tívoli

Toda ciudad que se precie cuenta con un genial espacio verde. En Liubliana nos encontramos con el Parque Tívoli, en cuyo paseo central se pueden ver exposiciones temporales. Este parque no solo es el lugar ideal para hacer un picnic, sino que también es perfecto para disfrutar de su invernadero, la biblioteca al aire libre o la piscina.

Mercado central

Este mercado se encuentra junto al río, cerca de los dos famosos puentes de la ciudad. Abre todos los días menos el domingo, así que es una buena idea pasarse a ver cuáles son los productos estrella de la gastronomía eslovena. En la plaza Vodnik se extienden los tenderetes para disfrutar de un día de compras.

Museos de Liubliana

Museos de Liubliana

Cerca del Parque Tívoli nos encontramos con los tres museos de la ciudad. La Galería Nacional nos ofrece piezas que datan de la Edad Media hasta el siglo XX, el Museo Nacional nos muestra la historia de Eslovenia y en el Museo de Arte Moderno podemos ver los trabajos de los artistas eslovenos más novedosos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.