Qué significa un embarazo de alto riesgo

Embarazo de alto riesgo

Aunque en realidad no existe una definición universal para un embarazo de alto riesgo, generalmente se dice que un embarazo de alto riesgo implica el que la mujer o el bebé tengas más probabilidades de enfermar o morir de lo habitual o que sean más probables las complicaciones antes o después del parto.

Determinadas características que se les conoce como factores de riesgo hacen que un embarazo sea clasificado como peligroso. Los médicos identifican estos factores y determinan el grado de riesgo para la mujer y el bebé, además de proporcionar una mejor atención médica. En consecuencia, los embarazos de alto riesgo deben estar estrechamente vigilados por los especialistas en salud.

Algunos factores de riesgo incluso están presentes antes de que las mujeres queden embarazadas como el caso de la edad. Se sabe por ejemplo, que las niñas de 15 años o más jóvenes, están en mayor riesgo de presentar preeclampsia, trabajo de parto prematuro, además de anemia. Por su parte, las mujeres de 35 años o más, pueden presentar problemas relacionados con la diabetes gestacional, anomalías cromosómicas en el feto, así como muerte fetal.

Incluso el peso también puede ser un factor importante para determinar que se trata de un embarazo de alto riesgo. Las mujeres que son muy delgadas o tienen un peso muy bajo antes de quedar embarazadas, son más propensas a tener bebés pequeños o con bajo peso. Por el contrario, mujeres obesas son más propensas a tener bebés muy grandes y de hecho son más propensas a desarrollar diabetes gestacional.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *