Qué se hace primero, ¿el cepillado de dientes o la seda dental?

El cepillado de dientes

Tanto el cepillado de dientes como la seda dental, son fundamentales para seguir una buena higiene bucal. También es importante tener en cuenta otros factores, como la técnica, la frecuencia e incluso, el orden. Porque existen dudas al respecto, ya que no se sabe bien qué se hace primero, si cepillar los dientes o usar la seda dental. Entre las versiones más extendidas entre los especialistas, se dice que orden en este caso no altera el producto.

Porque lo importante es hacerlo, es decir, pasar la seda dental entre los dientes es un paso imprescindible para tener la boca bien limpia. Lo que significa que da igual si se hace antes o después, siempre que lo hagas de forma rutinaria en cada cepillado. Al igual que ocurre con el momento de hacerlo, es indiferente que se haga de día o de noche, siempre que se haga cada día.

¿Por qué es importante usar la seda dental?

El uso de la seda dental

Entre los dientes quedan restos de alimentos que no se eliminan con el cepillado. Esos restos de comida que se acumulan, contienen bacterias que ponen en riesgo la salud de los dientes y las encías. Para deshacerse de todos esos residuos, es necesario hacer uso de la seda dental. Al pasar la seda por entre los dientes, se eliminan fácilmente todos esos restos de comida que no alcanza a llevarse el cepillado.

La forma correcta de usar la seda dental es pasarla entre los dientes, incluso, entrando un poco en la encía para eliminar los residuos que ahí se acumulan. Lo correcto es hacerlo después de las comidas, incluso si no tienes oportunidad de cepillarte los dientes. Ya que de esta forma, evitas la acumulación y el riesgo de que proliferen las bacterias.

Qué va antes, ¿El cepillado o la seda?

Cepillarse los dientes

Si te preguntas cuál es el orden correcto, lo que indican los especialistas es que es indiferente. Lo que sí es importante es seguir unos pasos. Para empezar, el cepillado de dientes debe realizarse entre 2 y 3 veces al día, siendo la más importante la de la noche, antes de ir a dormir. Esta es la frecuencia necesaria para evitar enfermedades dentales y bucales. En cuanto a la técnica, lo que se aconseja es el uso de cepillos de dientes eléctricos. Ya que permiten una mejor limpieza sin necesidad de contar con una gran técnica.

En cuanto al tiempo de cepillado, para que este resulte óptimo debe durar al menos dos minutos. Al colocar el cepillo, debes asegurarte de que está en posición inclinada y formando un ángulo de 45 grados. Los movimientos deben ser suaves y circulares, masajeando también la encía. Después de utilizar el cepillo de dientes, llega el momento de usar la seda dental, aunque también puedes hacerlo a la inversa si así lo prefieres.

Lo importante es que no te saltes este paso, especialmente en el cepillado de la noche si no puedes hacerlo durante el día. Pasa la seda dental entre los dientes, incide en el nacimiento de la encía y repite por cada unión dental. Para terminar un buen cepillado de dientes, puedes usar un enjuague bucal. Este tipo de productos es ideal para eliminar restos de alimentos y bacterias de la boca y la lengua, no solo de los dientes.

La lengua es parte esencial de una buena higiene dental

No te olvides de cepillarte la lengua, ya que es una gran fuente de acumulación de bacterias. Puedes usar el mismo cepillo de dientes o puedes hacerte con uno específico para este fin. Por último, algo muy importante y que a menudo se pasa por alto. Elige bien los productos que utilizas para cepillarte los dientes. Una pasta dental apropiada, que contenga flúor y ayude a prevenir las caries.

Por cierto, ¿limpias tu cepillo de dientes con regularidad? No te olvides de hacerlo para mantener este utensilio de higiene limpio y desinfectado. Ya que es de las cosas que con más frecuencia nos olvidamos de limpiar. Si quieres descubrir otros objetos que no siempre se limpian, pásate por el siguiente enlace.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.