¿Qué puedo hacer con las frutas muy maduras?

Si eres de los adictos a las frutas y sueles comprar en grandes cantidades, puede que te interese lo que te vamos a contar a continuación. Cada fruta tiene unas características que las convierten en únicas, por ello, cada una se debe tratar de una manera concreta.

Seguramente alguna vez se te ha pasado la fruta y se te ha echado a perder por estar demasiado madura. Nosotros queremos contarte qué puedes hacer con esas frutas que maduran demasiado y no quieres tirar. Hay mil recetas y procedimientos que puedes llevar a cabo dependiendo de la fruta.

Sabemos que debemos comer al día alrededor de 5 porciones, son alimentos muy saludables y nos aportan muchas vitaminas y minerales necesarios para tener energía. Junto a las verduras son los productos que nos brinda la naturaleza que más se conviene consumir diariamente.

No nos gusta malgastar comida y realmente es una pena que se tire comida a la basura, cuando la fruta se pone muy madura lo primero que se nos ocurre es realizar mermelada con ella, sin embargo, existen muchas otras opciones.

¿Qué hacer con la fruta madura?

Quizá no te guste la textura, su sabor sea demasiado dulce o no sepas realmente qué hacer con ellas, sigue leyendo que te damos una serie de consejos magníficos.

Manzanas

Las manzanas son una fruta que pueden durar mucho si permanecen a temperatura ambiente o si las guardamos en la nevera. Sin embargo, estamos seguros de que alguna vez ha pasado mucho tiempo y se te ha vuelto madura, dejando un sabor más dulce y con una textura más harinosa.

Para que no tengas que tirarla, te damos algunos consejos para que la emplees para lo siguiente:

  • Hacer mermelada.
  • Compota de manzana.
  • Puedes rallarla y añadirla a recetas saladas, como por ejemplo, unas espinacas.
  • Rallarla y mezclarla en tu ensalada favorita para darle un toque diferente.
  • Preparar una mascarilla para la cara.
  • Añadirla para hacer batidos o zumos.
  • Manzana al horno para asados o para hacer una tarta.

Uvas

Da mucha rabia comprar fruta y que se ponga en mal estado. En este caso, las uvas son una fruta de aperitivo o de postre que gusta a toda la familia.

Si se te empiezan a pasar y no quieres consumirlas de inmediato lo que te aconsejamos es que las laves bien, las seques y seguidamente las congeles en bolsas aptas para el congelador.

Esto conseguirá que la próxima vez que quieras consumir uva, lo puedas realizar de esta forma:

  • Utilizarlas para decorar o bien que sea la protagonista de tu postre.
  • Zumo de uva.
  • Añadirlas a una macedonia.
  • Realizar un pastel de frutas.
  • Mermelada de uva.
  • O para darle un toque a tus salsas para carnes.

Plátanos

Puede que sea una de las frutas que más rápido se ponen maduras, blandas y negras. Cambian de consistencia y de grado de azúcar.

Si tienes plátanos muy maduros en casa, puedes aprovecharlos para cierto tipo de recetas, siempre y cuando te siga gustando su sabor.

  • Añadir a bizcochos, o para preparar galletas.
  • Hacer pan de plátano.
  • Sorbetes o batidos.
  • Compota de plátano.
  • Mascarillas tanto para el cabello como para el rostro.

Frutos rojos

Los frutos rojos no son nada baratos, y puede ser un gran desperdicio que se pongan malos y no los podamos utilizar ni consumir. Sin embargo, puedes encontrar diferentes usos aunque estén un poco maduros.

La humedad les sienta mal y esta puede ser la causa de que se te echen a perder rápidamente. Si se te han puesto blandas, rápidamente prepáralas y guárdalas en el congelador. Así podrás utilizarla siempre que quieras.

  • Batidos de frutas.
  • Mermeladas.
  • Como topping para una tarta
  • Hacer helados o sorbetes.
  • Gelatinas de frutos rojos.

Cítricos

No son tan delicados como algunas de las frutas comentadas anteriormente, se pueden almacenar sin problemas en la nevera y por esta razón duran más tiempo con nosotros.

Los procesos de maduración van más lentos, aunque de igual modo, pueden madurarse de más.

Si te ocurre, puedes rallar su cáscara y guardarla en el congelador, mientras que con la pulpa, puedes extraer el jugo y congelarlo también.

  • Ideal para hacer zumos.
  • Añadirlo a batidos de fruta.
  • Utilizar las cáscaras para aromatizar salsas, aliños o bizcochos.
  • Las pieles las puedes añadir a cócteles.
  • Hacer mermelada.
  • Helados caseros.

Piña

Siempre hay un buen momento para tomarnos una buena rodaja de piña, sin embargo, en muchas ocasiones, si compramos la pieza entera puede que no la consumamos en un tiempo prudencial y se nos eche a perder.

Para que esto no suceda, puedes pelarla, picarla o cortarla en trozos y almacenarla en bolsas de plástico en el congelador.

La fruta congela muy bien, su alto contenido en agua hace que se cristalice, pero una vez que se descongela se puede utilizar para lo siguiente:

  • Añadirla a ensaladas de verano.
  • Preparar una mascarilla casera.
  • Hacer mermelada de piña.
  • Bizcochos y postres diversos.
  • Preparar batidos o cócteles.

Como puedes comprobar hay muchas opciones para que la fruta madura tenga una segunda oportunidad y no nos veamos en la obligación de tirarla.

Si cuentas con un buen congelador en casa, ya sabes que el primer paso es preparar la fruta, limpiarla de las partes más feas o que se hayan corrompido y dejar las que podamos utilizar para hacer deliciosas recetas como las que hemos comentado.

Lo ideal es que consumas fruta todos los días y que sea fresca, si te cuesta comerla, con estos consejos ya no tienes excusas para no consumirla. 

Ahora con la llegada del buen tiempo puedes aprovecharte y combinar diferentes frutas para hacer batidos, helados o sorbetes. Compra las frutas de temporada ya que son las que están de mejor precio y más ricas estarán de sabor.

En comparación a las frutas más verdes, las frutas maduras tienes más cantidad de fructosa y por ello su sabor es más dulce, pero si siempre se te pasan las frutas, intenta comprar las frutas más verdes para así que te maduren tranquilamente en casa y consigas el punto que deseas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *