¿Qué ocurre si tomamos mucha sal? Te lo contamos

x

Ningún alimento o condimento en exceso es bueno, en este caso, queremos hablar de la sal común y de qué ocurre si tomamos mucha sal en nuestro día a día.

De forma habitual, muchas personas se exceden con el consumo de sal y en las cantidades diarias recomendadas. No sabemos realmente cuánta cantidad es la correcta al día. Te contamos todas las particularidades de la sal.

El consumo elevado de sal puede ocasionarnos graves problemas de salud. Sin embargo, si lo controlamos no es ningún condimento dañino. Es importante conocer todos los aspectos que conciernen a la sal para no sufrir consecuencias en el futuro.

La sal común, o el cloruro sódico es un compuesto mineral que usamos prácticamente en todas las comidas que consumimos diariamente. En cambio, con el paso de los años los expertos aseguran que la gran mayoría de la población se excede cuando la añade.

Actualmente, la sal se ha demonizado un tanto, se ha clasificado como un veneno blanco, igual que el azúcar blanco o las harinas blancas refinadas, a continuación, os contaremos 6 verdades que sí que se han reconocido entorno a la sal y su consumo.

Lo que tienes que tener en cuenta a la hora de usar sal

Aumento de la presión arterial

Se relaciona directamente el consumo excesivo de sal con un riesgo alto de padecer hipertensión. La sal ejerce un papel muy importante en la aparición de la presión arterial alta. Se relacionan directamente estos dos aspectos.

Esta presión arterial alta aumenta el riesgo de padecer algún accidente cerebrovascular o alguna enfermedad del corazón, una de las principales causas de muerte en los países industrializados.

Consumir mucha sal es un factor de riesgo de cáncer de estómago

Uno de los cánceres más comunes es el del estómago, las investigaciones asoman sus indicios a que está relacionado este tipo de cáncer con el consumo excesivo de sal y los hábitos alimenticios de la persona.

Cuando hablamos de consumo de sal también nos referimos a los productos que ya de por sí están muy salados, como ahumados, salazones, productos conservados en sal y alimentos ricos en nitritos. Por otro lado, las conservas de carne, pescado o sal también pueden contribuir a ese aumento de sal e incidir en el estómago.

Enfermedades de riñón y control de la sal en su dieta

A las personas con problemas renales crónicos es muy recomendable que reduzcan el consumo excesivo de su día a día. Estas enfermedades renales están vinculadas a factores de riesgo de cardiopatía o empeorar la situación del riñón.

Los riñones desempeñan la función de equilibrar el sodio del organismo, por esta razón, si están enfermos es mejor no aumentar ese consumo de sal y evitar tomarlo en grandes cantidades o incluso no tomarlo.

De forma habitual tomamos mucha sal

Es cierto que gran cantidad de personas consumen gran cantidad de sal sin darse cuenta. Muchas veces se aumenta y se excede ese consumo diario de sal recomendado sin nosotros saberlo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) una cantidad de 5 gramos al día, sin embargo, el consumo promedio se excede sin darnos cuenta.

En algunos países se ha llegado a cuantificar se ingieren una media de 8 y 12 gramos de sal al día.

Se debe prestar atención a la sal que no podemos controlar

Es más fácil controlar la sal que consumimos al día si tan sólo contamos la que echamos de forma posterior durante el cocinado, sin embargo, pocas personas tienen en mente cuánta sal tienen algunos productos precocinados o envasados. Por lo que te aconsejamos que controles la cantidad:

  • Caldos y sopas preparadas.
  • Cubitos de caldo.
  • Concentrados.
  • Pan, galletas y cereales de desayuno.
  • Embutidos y otros precocinados como salchichas.
  • Snacks y frutos secos salados.

En cambio, una de las mejores medidas que podemos adoptar es consumir productos saludables como son:

  • Todo tipo de verduras.
  • Todo tipo de frutas.
  • Fruta seca cruda.
  • Legumbres.
  • Huevos.
  • Pescado.
  • Carne magra fresca.

No reduzcas del todo el consumo de sal

Es peligroso también no tomar nada de sal, tener un déficit de sal podría acarrear también problemas de salud, por esta razón, siempre decimos que no son importantes los excesos pero tampoco las carencias nutricionales. Hay que encontrar un equilibrio con la comida y los ingredientes para que nuestro cuerpo no tenga carencias de ningún tipo.

La sal es necesaria para tener en el organismo un correcto nivel de hidratación, transportar el oxígeno y nutrientes, así como producir estimulación nerviosa.

La sal es muy importante, sin embargo, con este artículo habrás aprendido a detectar que también es importante no excederse en su consumo ya que podría ser muy nocivo para nuestra salud. Si crees que necesitas un chequeo para determinar como está tu salud, no dudes en acudir a tu médico de cabecera para que determine cómo estás.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.