¿Qué ocurre si como mucho atún?

El atún es un producto muy consumido en todas las partes del mundo, se podría decir que es el pescado azul más vendido y popular.

Sin embargo, el consumirlo en grandes cantidades podría no ser muy saludable, al tratarse de un pescado grande, la dosis de mercurio podría ser mayor. Conoce qué es lo que puede producirte el consumo excesivo de atún.

El atún es una rica fuente de proteínas, nutrientes y ácidos grasos esenciales, ayuda a mantener buenos niveles de colesterol y triglicéridos siendo uno de los mejores alimentos que se pueden consumir para todas aquellas personas que buscan perder peso y cuidarse al mismo tiempo.

Las bondades del atún

El atún se caracteriza por contener ácidos grasos saludables, posee provitamina A, vitaminas del grupo B, vitamina D y E, así como omega 3 o calcio, entre otros minerales.

Es un alimento rico en proteína que ayudan al cuerpo a aumentar la ingesta de esta sustancia, sin embargo, como en todos los casos, no es saludable consumir en exceso ningún alimento por muy beneficioso que sea.

A continuación diferenciaremos qué distinciones tiene el atún natural y en lata, así como las contraindicaciones de consumir gran cantidad de atún.

Diferentes tipos de atún

El atún es muy saludable, es un alimento ideal para consumir a cualquier edad y de cualquier manera, permite muchos usos en la cocina y combina a la perfección con gran cantidad de ingredientes.

Prácticamente todas las culturas lo trabajan y por esta razón, podemos encontrar muchísimas recetas. Hay que diferencias en primer lugar cuál es la manera en la que consumimos el atún, porque de esta forma dependerá notablemente las consecuencias que tendrá en el organismo.

Atún en lata

Quizá la forma más común de consumir atún, es accesible para todas las personas y puede ser la forma más sencilla. Es un producto enlatado por lo que es un manufacturado, realizado por el hombre y con menos propiedades saludables.

Este tipo contiene más cantidad de sodio que el atún natural, por lo que puede causar hipertensión arterial, por tanto hay que escoger siempre las latas bajos en sal.

Hay que tener en cuenta que el aceite presente en las latas son necesarias para que se mantenga en buenas condiciones, sin embargo, esas grasas aportan calorías innecesarias y hacen que nuestra lucha contra el peso o reducir el colesterol sea más complicado.

Atún natural

El atún fresco es un pescado de gran tamaño que desgraciadamente contiene mercurio. En especial ocurre con el atún rojo, si se consume en exceso a la larga se verá afectado nuestro sistema nervioso y nuestra capacidad cerebral.

Si estás embarazada, puede ser dañino para el feto durante la gestación, por lo tanto hay que vigilar su consumo.

Consecuencias de comer mucho atún

No es saludable excederse con este alimento, lo ideal es no pasar de los 100 gramos dos veces a la semana, o en cambio, consumir más de tres latas a la semana. No pasa nada si por alguna razón en concreto durante una semana tu consumo de atún aumenta, tan sólo tendrás que tenerlo en cuenta para no llevar esa dinámica durante mucho tiempo.

Los expertos aseguran que contiene altas dosis de mercurio y de metilmercurio, contaminantes que se acumulan en el agua del mar provocados por la contaminación del ser humano o por ser una sustancia presente en la naturaleza.

A continuación te contamos en qué desventajas tiene comer mucho atún.

  • Durante el embarazo y la lactancia hay que tener en cuenta el consumo de atún, porque un aumento de este alimento podría ocasionar daños neurológicos al feto.
  • Puede ocasionar enfermedades no deseadas si se consume crudo. En la cultura japonesa se consumen muchos platos de sushi o sashimi y si no ha pasado un proceso de congelación previo de al menos 48 horas puede que el Anisakis esté presente.
  • Aumenta la presión sanguínea y provoca hipertensión. No está indicada a las personas hipertensas.
  • Puede acarrear una salmonelosis si no se cocina bien, por ello, si se consume crudo debe estar previamente limpio de larvas o parásitos y esto se consigue a través de un buen cocinado o una congelación previa.
  • Los niveles excesivos de mercurio pueden provocar mucha toxicidad en el organismo y dañar pulmones, el sistema nervioso, sistema inmune, dañar el aparato digestivo, provocar daños en la piel, riñones y ojos. De forma habitual, los niveles de mercurio que posee no provoca daños en un adulto, sin embargo, no debemos confiarnos.
  • El alto contenido en sodio aumenta la presión y puede causar accidentes cerebrovasculares.
  • Muchas especies están en peligro de extinción por culpa del consumo humano, se ha puesto de moda consumir platos como el tartar de atún, sushi o sashimi que hacen que la pesca sea masiva. En particular, el atún rojo se ve en peligro.
  • En la pesca matan accidentalmente a delfines. La práctica de la pesca afecta a los delfines que quedan atrapados igualmente en las redes, para controlar un consumo que lucha por evitar esta masacre añaden en su etiquetado “Dolphin-safe” que asegura que los delfines no han sufrido daños.
  • Las técnicas de pesca dse realizan de manera masiva, provocando que el animal sufra y muera asfixiado en las cubiertas de los barcos o aplastados por otros atunes.
  • Pueden contener otros agentes contaminantes, dañinos y cancerígenos que se encuentran en los tejidos adiposos de algunos peces.
  • Las redes y buques pesqueros contaminan el medio ambiente, no sólo por la gasolina de los barcos, también por la cantidad de plásticos y basuras que acaban en el mar que dañan a todas las especies marinas y aves.

Después de ver todos los inconvenientes que acarrea el consumo de atún puede que no queramos volver a consumirlo, tenemos que ser consecuentes con nuestros actos y decisiones. Aprender a elegir el atún sostenible que realiza prácticas ecológicas y respetando al medio ambiente y a los animales.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos salud, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.