¿Qué ocurre si bebo poca agua?

 
En todas las épocas del año tenemos que estar pendientes de beber la cantidad de agua adecuada, en verano sobre todo ya que nos deshidratamos con mayor facilidad.

El agua se encuentra en nuestro organismo en grandes cantidades, sin embargo, esto no quiere decir que tengamos que beber poca agua ya que ya tenemos mucha, en realidad es al contrario, necesitamos gran cantidad de agua para que nuestros órganos vitales funcionen correctamente.

Células, huesos, órganos, necesitan del líquido para funcionar. Por esta razón, no beber el agua necesaria puede resultar muy dañino para nuestro organismo ya que puede afectar directamente a los órganos que hace que todo funcione como un reloj.

Esto es lo que ocurre si consumes poca agua

Beber poca agua desajusta el metabolismo y desencadena enfermedades y dolencias que se pueden prevenir si se beben como mínimo 8 vasos de agua al día, o lo que es lo mismo, 2 litros de agua diarios. 

La piel se deshidrata

Aunque a lo largo del año nos cuidemos la piel y usemos cremas hidratantes y remedios naturales para mantener un estado saludable para la piel, si no se ingiere el agua necesaria la piel empieza a deshidratarse.

La elasticidad depende del agua, por ello, si se consume más cantidad conseguirás una piel más bonita. Podemos comprobar nuestro estado de la piel pellizcándola, si vuelve enseguida a su estado normal es que estamos hidratados, si la piel va lentamente hasta su posición significa que estamos deshidratados.

Estreñimiento

El estreñimiento puede ser un problema grave si no se trata con remedios naturales y se se alarga en el tiempo. Puede resultar muy molesto si no se expulsan las heces del organismo. Dolores de barriga, gases, malestar general. Para evitarlo, consume agua para reblandecer las deposiciones y equilibrar el líquido de las mismas para facilitar la expulsión. 

Calambres musculares

Cuando se practican actividades físicas es necesario consumir agua, en muchas ocasiones nos olvidamos y podemos sufrir además calambres. Sin embargo, sin practicar deporte y teniendo bajos niveles de agua en el cuerpo también podemos sufrir calambres musculares. 

Cuando hay un desequilibrio en las proporciones de minerales y electrolitos suele deberse al bajo índice de agua. El agua es necesario para el buen funcionamiento de los músculos.

Cansancio

Sufrir fatiga o cansancio puede deberse a la falta de agua. Al no contar con suficiente agua las células del organismo pierden ritmo en sus actividades y generan menos energía provocando que se ralentice toda su actividad.

Las personas que sufren deshidratación tienen la peculiaridad de verse somnolientes y cansadas, suele desaparecer si se consume agua en el momento del desvanecimiento. 

Boca seca

La sequedad oral puede venir por varios motivos, por un problema de salud bucal o una mala digestión, sin embargo, cuando sufres sequedad bucal por no hidratarte tienes los siguientes síntomas:

  • Ardor en la boca o en la lengua.
  • Boca pegajosa y seca. 
  • Saliva espesa.
  • Dificultad en tragar. 
  • Lengua seca y áspera.
  • Los labios y las comisuras de los labios se agrietan. 

Dolor de cabeza

Los dolores de cabeza o la migraña está directamente relacionados con la falta de líquido en el cuerp0, cuando tenemos poca agua los vasos sanguíneos se deshidratan y esto produce dolores de cabeza intensos.

Problemas en los riñones

Si no consumimos gran cantidad de líquido los riñones no pueden cumplir su acción limpiadora ni de desintoxicación del cuerpo, el consumo de agua estimula el buen funcionamiento de los riñones ayudando a no producir piedras o cálculos renales.

Aumento de peso

En muchas ocasiones no distinguimos las señales de nuestro cerebro a la hora de comer o beber, muchas veces confundimos el tener sed con tener hambre, por esta razón, muchas personas optan antes por comer que por beber mientras que nuestro cuerpo tan sólo nos pedía un gran vaso de agua.

El consumo de agua acelera el metabolismo por lo que la quema de calorías es mayor, además, estas calorías se convierten en energía y hace que nos sintamos más activos y alegres, tan sólo un vaso de agua puede ser el pequeño gran paso que necesitamos dar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *