Qué necesitas para el Día de la Madre

flores para el dia de la madre

Se acerca el primer domingo de mayo y por tanto, el Día de la Madre… quizá ya te hayan preguntado si quieres algo de regalo… material. Aunque lo material no siempre es la mejor opción, puesto que es posible que quieras regalos que el dinero no pueda comprar. La maternidad no deja mucho tiempo para dormir tranquila o estar relajada, es decir, ¡el tiempo para ti brilla por su ausencia! Aunque fuese, solo quieres tiempo para una ducha decente.

Las duchas son rápidas, cuando comes parece que engulles, el pelo te lo has cortado para terminar antes de arreglarlo… y después, quedan las prisas permanentes con mil cosas que hacer durante las 24 horas que dura un día entero. Es posible que no te detengas ni un minuto y por eso, en el Día de la Madre solo querrás… ¡estar tranquila, dormir y tener paz! ¿Qué tal el poder comer una comida tranquila de principio a fin sin tener que levantarte de la mesa? ¡Parece una utopía!

Dormir

dormir… Unas horas seguidas sin que nadie te interrumpa o simplemente tener una siesta perezosa… ¡no es pedir demasiado! Aunque lo que realmente gusta es poder ir a la cama tarde sabiendo que al día siguiente podrás dormir todo lo que quieras… Aunque si eres madre, sabrás que esto aún puede resultar más complicado.

5 minutos de paz

1,2,3,4 y 5. No pides más, y si son tres también te quedarás contenta. Cuando se es madre, un descanso es un descanso… es la oportunidad de poder desconectar tu mente de las rabietas, la suciedad y todo lo que tienes que hacer. Significa sentarte en el sofá y pasar de todo y. De todos… Solo 5 minutos de paz, en el sofá, en el baño o mientras te maquillas. No es demasiado, ¿verdad?

felicidad en el dia de la madre

Comer una comida sin levantarte

¿Cuándo fue la última vez que comiste tranquilamente son las dos manos libres y sin tener que levantarte de la mesa? Quizá desde que nació tu primer hijo no has vuelto a disfrutar de esto, ¡y quienes lo disfrutan no lo valoran! La oportunidad de poder estar sentada y comer sin engullir, disfrutando de los sabores es sin duda un gran regalo. Y si eso es demasiado pedir, con una taza de café en la mano o un té… también disfrutarías saboreándolo.

Tiempo para ti

Los días son largos pero los años son muy cortos… llegas al final del día cansada pero no te explicas cómo tu hijo ya tiene 3 años. Los años pasan volando como si la infancia fuese bien pero muy rápida. Aunque estés cansada gran parte del día en el fondo solo quieres que el tiempo pase más lento, para tener tiempo para ti, pero para seguir disfrutando de tus pequeños… porque crecen demasiado deprisa.

Por lo tanto, lo que realmente te gustaría por el día de la madre es fácil de entender: que el tiempo vaya un poco más lento, para disfrutar de las caricias, de los abrazos, de los besos de amor incondicional de los niños, de dormir 5 minutos más y de disfrutar de un bonito cuento con tus hijos en tu regazo. Y es que lo que realmente llena el corazón, no se puede pagar con dinero.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.