Qué infecciones pueden contraer los niños en las piscinas

niños piscinas

El verano es un tiempo en el que los niños se lo pasan bomba en el agua, ya sea en la piscina o en la playa. En el caso de las piscinas hay que tener mucho cuidado, ya que al ser compartidas por muchas personas, las aguas pueden contener multitud de bacterias y virus que provoquen infecciones.

En el siguiente artículo te contamos las principales infecciones que suelen contraer los niños en las piscinas y cuál es la mejor forma de prevenirlas.

Infecciones de oído

Las infecciones de oído son bastante comunes en los niños y son conocidas como “otitis de nadador”. Este tipo de infección puede afectar a uno o a ambos oídos y sus síntomas son un fuerte dolor y una pérdida temporal de la audición. A la hora de prevenir este tipo de infecciones lo mejor es controlar el tiempo que pasan los niños en la piscina y secar bien los oídos al salir del agua.

Infecciones en los ojos

Este tipo de infecciones van a producir síntomas tales como lagrimeo, escozor o rojez en los globos oculares. En la gran mayoría de los casos las causantes de estas infecciones son las clamidias aunque también pueden ser producidas por ciertos virus como es el caso del famoso virus del herpes. En cuanto a la prevención es aconsejable que los niños usen gafas cuando se meten en la piscina.

Infecciones en la piel

Las infecciones de la piel que suelen contraerse en las piscinas son los hongos, los moluscos infecciosos o los papilomas en los pies. En cuanto a la prevención de este tipo de infecciones, es bueno que los pequeños usen calzado cuando se metan en las duchas y no compartir ningún producto de piscina.

Infecciones gastrointestinales

Bacterias tan conocidas y populares como la E. coli son las responsables de las infecciones gastrointestinales en los más pequeños. Los síntomas típicos son los vómitos y las diarreas. A la hora de prevenir este tipo de infecciones es bueno que los niños no traguen agua o no se bañen en piscinas que estén demasiado sucias.

Infecciones respiratorias

La presencia de bacterias y de virus en el agua de las piscinas hacen que también puedan llegar a contraerse infecciones de tipo respiratorias. Los síntomas de dichas infecciones son la tos o la congestión nasal. Los componentes químicos presentes en el agua pueden llegar a agravar los síntomas propios de infecciones tales como el asma o la rinitis alérgica.

piscina

Medidas preventivas para evitar infecciones en las piscinas

En el caso de acudir a la piscina con los hijos es importante que los padres tengan en cuenta una serie de medidas preventivas:

  • Es importante ducharse antes y después de meterse en la piscina. Esta medida preventiva es esencial a la hora de evitar posibles infecciones.
  • Al llegar a casa es recomendable el ducharse para eliminar los posibles gérmenes que hubieran quedado adheridos a la piel de los niños.
  • Aunque la mayoría de la gente no lo suele hacer, es aconsejable el lavar los bañadores después de cada uso.
  • Es importante que los niños no orinen cuando están en la piscina. Para conseguirlo es bueno que los pequeños hagan pipí antes de meterse en la piscina.
  • En el caso de los niños pequeños es bueno que usen pañales de agua. Los padres deben revisarlos para cambiarlos cuando sea necesario.
  • No compartir artículos propios para la piscina con otros niños como es el caso de las toallas o los flotadores.
  • En el caso de que el niño tenga una infección es importante que no acuda a la piscina.

En definitiva, las piscinas son una fuente importante de contagios debido a los gérmenes que están presentes en el agua. Al tratarse de espacios comunitarios, es normal que los virus y las bacterias estén presentes en el agua.  Es por ello que los padres deben tomar una serie de medidas preventivas que ayuden a evitar dichas infecciones.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.