¿Qué hay de cierto en estos ‘tips’ de belleza?

Como ya sabéis, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y también el más expuesto a agresiones medioambientales. Por esta razón, tenemos que tener especial atención a sus mimos y cuidados.

Hoy os traemos una serie de mitos que de boca en boca se han ido extendiendo y hoy consideramos como verdades en cuanto al cuidado facial se refiere. No todo lo que se dice es cierto.

Mitos sobre el cuidado facial

  • ¿Cuándo sueles utilizar crema con protección solar? Si has sido sincera seguro que has respondido mentalmente que en la temporada de verano, ¿verdad? Uno de los mitos más extendidos es este mismo: sólo debemos usar crema con factor de protección solar en aquellos días que hay un sol tremendo y cuando nos vamos a exponer a él directamente. ¡Es mentira! Hasta en los días más nublados debes usar protección solar, incluso nos atreveríamos a decir, que es en esos días cuando tenemos que protegernos con mayor hincapié. El sol sigue ahí aunque no lo veamos, detrás de las nubes, así que por muy nublado que despierte el día, usa protección solar. Aunque no vayas a estar expuesta a él directamente, con un sólo paseo de 15 minutos, tu piel recibe esos rayos solares. El no usar bloqueador solar puede producirte pecas, manchas y hasta cáncer de piel si abusamos de la exposición solar. Recuerda que no tienes porqué usar una crema protectora directamente sobre la piel si no te gusta. Actualmente, existen en el mercado, todo tipo de maquillajes faciales (en polvo, fluidos, compactos, etc) con protección solar en su fórmula de hasta un 30 de SPF.

  • Mito para las fumadoras: Las mujeres fumadoras, por lo general, suelen afirmar y defender a capa y espada que fumar no afecta al aspecto de la piel, y que por tanto no la daña. Y nosotras le decimos desde aquí que es ¡mentira! Claro que afecta, y mucho. Están más que demostrados los efectos nocivos del tabaco sobre la piel. Las líneas de expresión de alrededor de los labios aparecen antes, la piel muestra signos de envejecimiento prematura, se vuelve opaca y sin vida, pierde luminosidad, se vuelve más seca y áspera e incluso le salen manchas.

  • Un mito falso que agradecerán sobre todo las adolescentes: comer chocolate o comidas grasientas no produce más acné como se cree. Es cierto que llevar una dieta equilibrada y sana ayuda a tener una piel más cuidada, pero tampoco se ha demostrado que el exceso de comidas con azúcares y grasas perjudique el acné de aquellas personas que ya lo sufren.
  • Otro mito: Tomar rayos UVA en placas de bronceo es seguro y no daña la piel. Este mito es para aquellas mujeres excesivamente obsesionadas con el bronceado. Las placas de rayos UVA no tienen ningún protector incorporado como ellas piensan. Atenta al dato: 10 minutos de exposición en estas cámaras de bronceo equivalen a un día completo de exposición solar. Y sí, también es necesario usar protección solar en estas exposiciones.

Verdades sobre el cuidado facial

  • La pasta dental reseca las espinillas: ¡Es cierto! El efecto mentolado que contiene el dentífrico hace que la espinilla reduzca su tamaño y se reseque. Aunque no es bueno abusar de esto, siempre viene bien saber que en algún caso puntual podemos echar mano de la pasta de dientes.
  • Otra verdad a destacar: Acostarse maquillada es perjudicial para la salud de la piel del rostro. En Bezzia os hemos hablado en muchas ocasiones de esto. Siempre que nos vayamos a la cama es altamente recomendable desmaquillarnos antes. Si todos los días nos vamos a la cama con restos de maquillaje estamos evitando que la piel respire. Sabemos que a veces da mucha pereza llegar a casa cansada y ponernos a retirar todo el maquillaje, pero es totalmente necesario hacerlo.

  • Las toallitas desmaquillantes resecan la piel: ¡Es cierto! Lo ideal, para desmaquillarse, es utilizar leches limpiadoras o geles espumosos, dependiendo de los gustos de cada persona y de la piel que se tenga. Si utilizamos a diario estas toallitas, el sólo hecho de frotar la misma zona de la piel noche tras noche hace que esta se vuelva más sensible y se reseque. Estas toallitas podemos dejarlas para aquellas noches más perezosas, como decíamos en el punto anterior, cuando no nos apetece nada desmaquillarnos paso a paso. Pero que también sea algo puntual y no rutinario.
  • Dormir de lado provoca la aparición de arrugas: Las arrugas suelen aparecer en aquellas zonas en las que solemos repetir ciertos gestos y comportamientos. Si cada noche dormimos de lado, es normal que con el paso del tiempo, las primeras arrugas que nos salgan sean en ese lado dónde dejamos apoyar la cara sobre la almohada. Este tipo de comportamiento es algo más difícil de evitar ya que cuando dormimos perdemos casi por completo la consciencia, pero todo es cuestión de acostumbrarse a dormir boca arriba o de ir variando un lado u otro de la posición.
  • Otra verdad, quizás no muy conocida, es que dormir poco y mal, y tener una vida con estrés continuado afecta bastante al aspecto y salud de nuestra piel. Las ojeras son una simple muestra de ello pero no son la única. El dormir mal o poco quita brillo y luminosidad a nuestra piel.

¿Qué os han parecido todas estas cuestiones? ¿Las habíais escuchado en alguna ocasión? Es bueno desmentir verdades inciertas. Con la belleza no se juega, y mucho menos, con la salud. ¡Feliz fin de semana!


Categorías

Belleza

Carmen Guillén

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones. Una de mis pasiones es la escritura y otra es ver vídeos y leer de todo... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *