Qué hacer si un niño se enfada de manera constante

enfado niño

No hay nada más maravilloso en este vida que el ver como un niño es feliz y sonríe continuamente. Es por ello que no es nada fácil para unos padres, el observar como su hijo se enfada por todo a cualquier hora del día. Ver a tu hijo enfadado por todo no es plato de buen gusto para ningún padre.

En el siguiente artículo te ayudamos a entender el enfado de los niños y qué hacer para conseguir que dejen de estar enfadados.

Diferencia entre enfado y rabieta

Antes de todo es importante el diferenciar entre enfado y rabieta. Son muchos los padres los que confunden dichos términos a pesar de ser cosas diferentes:

  • El enfado es una emoción en la que el niño muestra un disgusto por algo. A pesar del enfado, el niño es capaz de ceder en ciertas cosas con el objetivo de encontrar una solución.
  • La rabieta es un gran enfado del niño que se manifiesta en forma de gritos, de insultos o de lloros. A diferencia de lo que ocurre con el enfado, en la rabieta el niño no es capaz de ceder ya que quiere llevar la razón a toda costa.

De esta forma, los niños que se enfadan por todo suelen ser niños que se sienten menospreciados y que sienten como se ha podido herir sus sentimientos y emociones.

Cuáles son las consecuencias del enfado en los niños

En el caso de los niños, el enfado va a suponer una pérdida en el control de las emociones con todo lo malo que ello conlleva. Dicho enfado puede dar lugar a problemas dentro de la familia y a problemas con otros niños. El elemento físico también se ve mermado ya que un niño que se enfada con mucha asiduidad, puede llegar a sufrir taquicardias o problemas relativos a la tensión arterial. Por supuesto que un enfado sin nada de control suele incidir de una manera negativa en el estado emocional del pequeño.

Ante ello es labor muy importante de los padres el enseñar a sus hijos a controlar su ira y evitar momentos de enfado constantes. Una buena educación desde el principio de la infancia es clave a la hora de conseguir que los niños crezcan desde la felicidad y no desde el enfado y la ira.

enfado niños

Cómo educar a un niño que se enfada a menudo

  • Los padres no deben incidir de manera habitual en lo que su hijo hace mal.
  • Hay que valorar en todo momento las cualidades del niño y hacerle ver que puede hacer lo que se proponga.
  • Hay que elogiarlo y felicitarlo cada vez que haga algo bien. Con ello se potencia la confianza y la autoestima.
  • Los padres deben ayudar a su hijo a desarrollar una cualidad tan importante para cualquier persona como es la empatía.
  • El niño debe reflexionar cuando su conducta no sea la correcta.
  • Realizar diferentes ejercicios de relajación y de meditación con el fin de que el niño sea capaz de canalizar toda su ira.
  • Si es conveniente, no pasa nada por acudir a un buen profesional que sea capaz de tratar el problema y poner solución al mismo.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.