Qué hacer si sientes que tu pareja ya no te gusta

pareja sonriente y feliz

Si te has dado cuenta que a veces tu pareja no te gusta, tendrás que saber por qué te sucede para poder saber qué hacer al respecto. Depende de tu relación y de lo que quieras de ella, deberás actuar de un modo u otro. La mejor idea siempre será hablar y sincerarte con tu pareja.  Abrir un diálogo honesto, cortés y directo sobre esto es la mejor manera de hacer este método.

Después de todo, puedes decirle que le quieres y te preocupas por él, pero también odias cuando hace ciertas cosas. Con suerte, tu pareja será lo suficientemente madura como para darse cuenta de que tienes buenas intenciones y hará todo lo posible para detener o alterar la forma en que hacen lo que te molesta. Una buena sugerencia para esto es incluso preguntarle a tu pareja si hay cosas sobre ti que a veces no le gusta. Asegúrate de hacerle sentir cómodo y respetado.

Si quieres que reaccionen de una buena manera, entonces también debes hacerlo. Si esto funciona bien, deberías ver una mejora en tu relación y las cosas que hace tu pareja que no te gustan, debería detenerse. El extremo opuesto al método anterior de esto es romper con tu pareja. Aunque esto puede parecer una decisión muy precipitada, puede no depender de tu escenario.

Si hay demasiadas cosas sobre tu pareja que hacen que no te guste a veces, o si son problemas muy graves, entonces es posible que tengas que separarte. Esto será lo mejor para ellos y para ti. Al principio puede doler, pero a la larga serás más feliz, tampoco tendrás la oportunidad de no seguir disgustando muchas otras cosas sobre esa persona en el futuro.

pareja sonriente y feliz

Otra idea y opción antes de separarte es tomar un descanso. Al hacerlo, puedes ver si el problema es realmente tu pareja, si le echas de menos o si solo necesitas algo de espacio. De hecho, incluso puedes darte cuenta de que quizá diste por sentada la relación y que amas cada cosa sobre ellos. Al hacer esto, ambos se darán un respiro, y aunque puede doler, en realidad puede salvar tu relación.

¿Cuál podría ser el problema?

Esto también es difícil de decir ya que varía según la persona. Sin embargo, para algunas personas significa que puede estar fuera de la fase de luna de miel. Para otros, también puede significar que estás viendo más lados de tu pareja a medida que te acercas, pero no son lados que te gustan o crees que tenían. También puede significar que has perdido esa conexión especial, vínculo, amor, sentimiento, chispa o interés.

Si bien esto puede ser difícil, es la realidad y tú y tu pareja pueden aprender cómo solucionar esto, romper o aprender a aceptarlo. Sin embargo, por mucho que tú y tu pareja intenten dejar de hacer estas cosas que no os gustan, es importante no cambiar tus valores, creencias, opiniones o identidad para la pareja.

Antes de nada tienes que quererte a ti, no te cambies ni tampoco escondas a tu pareja. Se supone que te quieren sin importar qué, que no te cambien… Y lo ideal es que tú no quieras cambiar a nadie. Cada uno es como es, o le aceptas, o no. Así que recuerda que hay una línea muy fina entre saber que a tu pareja no le gusta algo sobre ti y cambiarlo o detenerlo, en comparación con cambiar por completo quién eres.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.