Qué hacer si los hijos se pelean a todas horas

Hermanos

Una de las peores cosas para los padres consiste en ver a sus hijos continuamente peleándose. Es normal que los padres se preocupen por la mala relación entre hermanos y que la cosa vaya a más y empeore. Que los hermanos se peleen es algo normal y la cosa no debería ir más allá de una simple discusión o riña.

El problema surge cuando las peleas suceden de manera habitual y los hermanos no son capaces de reconciliarse y hacer las paces.

Causas de las peleas entre hermanos

A la hora de poner fin a una pelea, los padres deben saber antes de todo el motivo o la causa que ha podido generar dicha disputa. Puede haber varias causas:

  • La mayoría de las discusiones y de las peleas entre hermanos se producen por el hecho de querer algo que tiene el otro niño o para proteger dicho juguete.
  • Otra de las causas más habituales de peleas entre hermanos es el de llamar la atención de los propios padres. Los niños quieren ser el centro de atención en todo momento de los mayores y pelearse puede ser una manera de conseguirlo.

Ante ello es labor de los padres el establecer una serie de límites y normas, que permitan a los hijos el no tener una serie de comportamientos poco deseables.

Qué deben hacer los padres si los hijos se pelean

  • Si estás viendo como tus hijos se están peleando, debes mantener la calma e intentar poner fin a dicha discusión. De nada sirve el gritar y el ponerse nervioso, ya que de esta manera solo vas a conseguir empeorar las cosas.
  • En el caso de que la pelea vaya a más y lleguen a las manos, es bueno que los separes y los mandes a habitaciones separadas. Una vez se hayan calmados, es bueno ponerlos cara a cara para poder solucionar el problema.
  • El padre debe escuchar ambas versiones de una manera calmada y mostrar afecto a los dos hijos, con el fin de que se sientan comprendidos y queridos.

evitar-las-peleas-de-hermanos-1

  • Los padres son los modelos de los hijos, por lo que es muy importante el fomentar en casas buenos modales y buenas formas. Los niños copian todo lo que ven en casa, de ahí que sea bueno el comportarse lo mejor posible dentro del hogar.
  • Es bueno el sentarse juntos para intentar solucionar el problema. Una vez escuchado ambas versiones, es el padre o la madre los encargados de poner fin a la pelea. Los niños deben entender que no hay que pelearse a la hora de resolver una disputa. Los problemas se resuelven hablado de una manera calmada y pacífica.

En definitiva, que los hermanos se peleen de vez en cuando, no es algo para preocuparse. Si por el contrario, las peleas son habituales y ninguno de ellos entra en razón, es aconsejable el acudir a un profesional que sepa poner fin a tal problema. Lo que debe quedar claro es que los padres deben abordar tal problema desde la mayor calma posible y sin perder los papeles. Es importante también que los padres no tomen partido por ninguno de los hijos y sean lo más equitativos posible y evitar de esta manera un posible distanciamiento por parte de alguno de los hijos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.