¿Qué hacer si estás ante una posible insolación?

Cómo actuar en una insolación

Las altas temperaturas del verano pueden resultar muy peligrosas, incluso, fatales. Los principales trastornos por el calor son la insolación y el golpe de calor. Una situación que puede provocar un fallo orgánico y provocar graves problemas de salud si no se trata a tiempo. Por ello, es importante conocer cuáles son los síntomas de la insolación, así como algunos consejos prácticos para actuar rápidamente.

Ayudar a una persona en situación de emergencia es la mejor manera de servir a los demás. Porque nadie está exento de poder sufrir un problema en cualquier momento y a todos nos gustaría pensar que alguien nos ayudaría ante un problema de salud. En este caso y en plena ola de calor, te contamos cómo detectar una posible insolación y cómo debes actuar en dicha situación.

Qué es una insolación

golpe de calor

La insolación y el golpe de calor no son el mismo trastorno, aunque vienen causados por la misma razón y las características son similares. En el caso del golpe de calor las consecuencias pueden ser muy graves, especialmente en niños. La insolación por otra parte suele ser menos grave, aunque si no se trata a tiempo puede derivar en otros trastornos y por ello se debe actuar a la mayor brevedad posible.

Las altas temperaturas son las que provocan los trastornos de calor. Lo que ocurre es que el calor extremo causa un fallo en el sistema termorregulador del cuerpo. La temperatura corporal aumenta de forma descontrolada y provoca un fallo en los órganos. En los casos más graves, puede darse un fallo multiorgánico con consecuencias fatales. Estos son los síntomas de una insolación.

  • Mareo, náuseas, vómitos.
  • La cara congestionada por la acumulación de calor.
  • Calambres en los músculos de las extremidades.
  • Sudoración extrema que diferencia la insolación del golpe de calor. En el caso del segundo la persona deja de sudar, la piel se queda seca, colorada y se siente caliente.
  • Aumentan las pulsaciones.
  • Respiración acelerada.
  • Temperatura corporal elevada.

Qué hacer ante una insolación

Cómo actuar ante una insolación

Al menor síntoma de una insolación es fundamental actuar con rapidez. Lo primero que debes hacer es trasladar a la persona afectada a un lugar fresco y lejos del sol. Aplica frío mediante paños húmedos, compresas o cualquier prenda que puedas utilizar. Nunca bajo ningún concepto se debe introducir a la persona con una insolación en el agua fría, porque el cambio tan brusco de temperatura puede resultar incluso más grave.

En cuanto el paciente recupere la temperatura debe empezar a tomar agua a temperatura ambiente y a pequeños sorbos. Si pasan unos minutos y los síntomas de la insolación no se reducen, es fundamental acudir a los servicios de emergencia para que sean los profesionales los que valoren y controlen la situación. Recuerda que a veces a simple vista parece que todo está bien, pero los fallos multiorgánicos son invisibles y pueden causar graves problemas rápidamente.

Algunas medidas preventivas

Lo mejor para disfrutar del verano sin sufrir los trastornos típicos de las altas temperaturas es tomar algunas medidas preventivas. Evita exponer tu cuerpo directamente al sol durante las horas centrales del día, que son las más altas y peligrosas. Utiliza siempre protección solar de factor muy alto, así como un sombrero para proteger la cabeza y gafas de sol con las que cuidar tus ojos.

Una correcta hidratación es fundamental, por ello se recomienda consumir al menos 2 litros de agua al día, así como alimentos ricos en agua como las frutas del verano. También es importante evitar el consumo de bebidas que provocan la deshidratación, como las bebidas alcohólicas o el café. Otra cuestión que debes tener en cuenta para evitar un golpe de calor o una insolación es que es fundamental reducir la actividad física en los mayores momentos de calor del día.

Elige las primeras horas de la mañana o la noche para hacer ejercicio, así podrás mantenerte activa sin sufrir las consecuencias de las altas temperaturas. Cuídate y cuida de los tuyos para disfrutar de un verano lleno de aventuras y momentos especiales.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.