Qué esperar cuando empiezas a vivir en pareja

vivir juntos

Quizá ya hayas decidido dar el paso y mudarte con tu pareja. Pero, ¿qué es lo que debes esperar cuando ya estéis viviendo bajo el mismo techo? Vivir juntos es más fácil de lo que te piensas, siempre y cuando pongas de tu parte.

Por supuesto, puedes esperar altibajos, pero es una experiencia nueva, alegre y que te hará feliz siempre que esa persona sea parte de tu corazón. Si sientes que estás con la persona adecuada, entonces estás haciendo lo correcto sin duda.

No es necesario estar al 100% cómodo

Es importante que mientras os adaptáis a la nueva situación os sintáis cómodos y seguros para hacer de vuestra casa, vuestro nuevo hogar. No tienes que escaparte a casa de tus padres o amigos para sentir que estás cómodo, es en tu nuevo hogar dónde tienes que sentirte bien. Es necesario que encuentres el equilibrio.

No es necesario que estés perfecto/a todo el tiempo cuando estés delante de tu pareja, es necesario que puedas ser tú mismo sin sentirte mal por ello. Esa persona debe quererte por quién eres por dentro y no solo por quién eres por fuera.

Las primeras semanas son las más difíciles

La gente suele decir que las primeras semanas son las más difíciles, pero no es el caso. Lo más probable es que lo hayas conocido por mucho tiempo y hayas pasado mucho tiempo en diferentes sitios, por lo que durante las primeras semanas, puede parecer una fiesta de pijamas muy larga. Sí, podrías discutir sobre las cosas más pequeñas de decoración del hogar al principio, pero una vez que termine, probablemente disfrutarás mucho los primeros meses.

Será el momento en que ambos seáis muy considerados con la otra persona mientras intentáis descubrir cómo funcionarán las cosas exactamente. Si tienes trabajos diferentes o estás en un lugar diferente en la vida, tardará algún tiempo acostumbrarse al horario de la otra persona, pero si crees que es la persona indicada, merecerá la pena.

vivir juntos

Tendrás que adaptarte … mucho más que antes

Es cierto, mudarse requerirá mucha adaptación de ambas partes. Diferentes hábitos, tradiciones, cosas que nunca has discutido realmente surgirán en un punto, y si eres muy diferente, probablemente generará algunos argumentos, pero no te preocupes, es normal en esta fase.

Desde las cosas pequeñas (qué estás desayunando por ejemplo) hasta las más grandes (hablar sobre casarse o tener hijos), todo puede causar una gran pelea si uno de vosotros dos está un poco más cansado o se despierta de mal humor. Pero eso es parte de esto. Con paciencia, amabilidad y un poco de cuidado extra, podréis superarlo y disfrutar de la convivencia.

Tu conexión llegará a un nivel completamente nuevo

Pensaste que ya lo conocías como si fuera tu mejor amigo, pero vivir juntos te hará conocerlo realmente, como a un miembro de la familia. Sabrás todo por un pequeño gesto: cuando está triste, enfadado, feliz, hambriento, aburrido o decepcionado.

Obviamente, no cambiará vuestra relación por completo, pero definitivamente hará que la conexión sea aún más profunda en un nivel que no creía que existiera.

Ahora, tendréis que hacer las cosas y decidid juntos, como un equipo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.