Qué es y para qué sirve el drenaje linfático

El drenaje linfático

El drenaje linfático es un tratamiento que se aplica generalmente en belleza, aunque sus beneficios son tan numerosos ya que se utiliza para otro tipo de terapias. Se trata de un masaje manual, en el que se aplican movimientos específicos con los que se busca favorecer la circulación de los conductos linfáticos. El sistema linfático es muy importante para el cuerpo humano y por ello es esencial que su función sea la correcta.

Cuando esto no ocurre, la linfa que es una sustancia blanquecina, se estanca. Y entonces aparecen problemas como la celulitis, edemas y otro tipo de problemas que pueden complicar en muchos aspectos la salud de quién lo padece. Los conductos linfáticos están por todo el cuerpo, están paralelos al sistema circulatorio y se encargan de distribuir la linfa por todo el cuerpo. Esta sustancia transporta proteínas y otras moléculas hasta las células y además, ayuda en la expulsión de las sustancias de deshecho como las toxinas.

El drenaje linfático

Tratamiento para la celulitis

Este masaje se realiza de una forma concreta, aplicando fuerza en determinadas zonas para conseguir mejorar la circulación de la linfa. Cuando esta no trabaja correctamente se coagula y aparecen cúmulos de grasa como la celulitis, edemas y otro tipo de inflamación que produce generalmente dolor, además de otras complicaciones. Aunque el drenaje linfático se utiliza generalmente en tratamientos estéticos, cada vez más centros hospitalarios lo usan en el tratamiento de pacientes que deben pasar mucho tiempo en cama.

Entre los muchos beneficios del drenaje linfático se encuentran los siguientes:

  • Para reducir la inflamación: Con el drenaje linfático se mejora la circulación de la linfa, pero además se favorece la circulación de la sangre gracias al masaje y a presión que se aplica. Con ello, se reduce la inflamación en las extremidades, especialmente de las piernas. Algo que padecen personas como embarazadas, personas que no pueden caminar y con diversas patologías.
  • Mejora la celulitis: La celulitis se produce por la acumulación de grasa localizada, especialmente en los muslos, los glúteos o el abdomen. Con el drenaje linfático se deshacen los cúmulos de grasa y linfa coagulada, mejorando así las zonas donde aparece la celulitis. Incluso, es posible reducir algunos centímetros en estas zonas, mejorando así la figura que se verá más esbelta y definida.
  • Reduce los dolores de cabeza y enfermedades como la migraña, los vértigos, mareos y las náuseas.
  • En el tratamiento de enfermedades degenerativas, como la fibromialgia, artritis, o la artrosis.
  • Mejorar el sistema inmunitario, gracias a que la linfa se distribuye mejor por todo el cuerpo, las células que trabajan contra las infecciones y los virus llegan a todo el cuerpo. El sistema inmunitario se fortalece y está más preparado para luchar contra enfermedades.

Un tratamiento que requiere de manos profesionales

El masaje o drenaje linfático requiere de manos profesionales y de un amplio conocimiento del sistema linfático. De hacerlo sin los necesarios conocimientos, podrían producirse daños importantes tanto a nivel interno como externo. Por ello, es fundamental buscar profesionales que estén especialmente dedicados al tratamiento del masaje linfático, porque solo estos profesionales están profundamente preparados para llevar a cabo esta terapia.

Por otra parte, este tratamiento no está indicado para todos los casos y por ello es muy importante consultar con el médico antes de comenzar con el drenaje linfático. En este caso, no se recomienda para las mujeres embarazadas a no ser que sea bajo control médico. Las personas que padecen patologías como infecciones, asma, hipotensión o inflamación de los ganglios linfáticos.

Si se hace bien y en las condiciones apropiadas, el drenaje linfático es muy beneficioso. Si no tienes problemas previos o patologías y necesitas ayuda con la celulitis, padeces edemas o problemas de inflamación en las piernas, puedes recurrir a este tratamiento que te resultará de gran ayuda. Pide una cita en una clínica especializada, busca varias opciones para encontrar la que más se adapte a tus necesidades y tendrás en tu mano la mejor manera de mejorar tu cuerpo en muchos sentidos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.