¿Qué es y cómo evitar la flacidez?

FlacidezLa flacidez puede ser propia del envejecimiento del cuerpo o causada por factores externos, generando cambios a nivel estéticos que se deben a una alteración en los tejidos. La flacidez se produce cuando la piel o musculatura pierde tonicidad. Podemos observarlo muy fácilmente, ya que la piel o músculos se encuentran blandos y se mueven como si fuera una gelatina.

Esta afección puede aparecer en varias partes del cuerpo, siendo las más comunes en el abdomen, gluteos y brazos.

Algo que viene casi siempre acompañado de la flacidez, y más en las zonas anteriormente mencionadas, es la . La flacidez y la celulitis son temas que nos preocupan (y mucho) a las mujeres de hoy y constituyen unos de los temas más consultados en las clinicas estéticas.

Para adentrarnos bien en el tema tenemos que saber que tipo de flacidez existen. Pues hay de dos tipos: la dérmica o la muscular.

En la flacidez muscular, los músculos de determinadas zonas pierden tonicidad y firmeza, si bien puede afectar a todo el cuerpo existen sectores propensos que son donde se acumula más grasa (abdomen, brazos, muslos, glúteos, pechos y espalda). Cuando son afectados adquieren una consistencia blanda por lo que al moverse parecen de gelatina y predisponen a la aparición de celulitis. Se pueden mejorar con ejercicios, cremas, masajes, dietas, etc.

Causas de la flacidez muscular:

  • Sedentarismo
  • Variaciones de peso
  • Embarazo
  • Mala alimentación
  • La edad
  • Predisposición genética

La flacidez dérmica se da a causa de los años y/o de las agresiones externas, la piel del cuerpo comienza a deteriorarse perdiendo las proteínas encargadas de sostenerla, estas son colágeno y elastina. Cuando esto sucede se forman líneas de expresión, el cutis se afloja, cae y se crea la papada.

Aunque cabe destacar que este proceso de deterioro no solo afecta a la dermis, los músculos en especial los faciales también pueden aflojarse y una vez que esto pasa la vuelta atrás es casi imposible.

Factores que favorecen la flacidez cutánea:

  • Edad
  • Estrés
  • Exposición solar excesiva
  • Cansancio
  • Malos hábitos de vida
  • Alimentación desequilibrada
  • Embarazo

Ahora que ya sabemos los tipos de flaccidez, ¿que cosas podemos hacer para evitarla?

  • Como primer medida hay que tener presente que la frase que dice “somos los que comemos” es totalmente cierta, para evitar la flacidez tanto muscular como dérmica hay que ingerir gran cantidad de frutas y verduras frescas, beber abundante cantidad de líquido y cuidar la silueta evitando las variaciones bruscas de peso.
  • Cuando se está haciendo una dieta para adelgazar es imprescindible acompañarla con ejercicios para evitar que la musculatura y la piel queden flojas.
  • La actividad física realizada de manera periódica combate ambos tipos de flacidez, la natación y la bicicleta son los que mejores resultados dan.
  • El sol como las camas solares son los principales enemigos de nuestra piel, es posible broncearse pero siempre tomando los recaudos necesarios.
  • El uso diario de cremas con colágeno y elastina ayudan a que la dermis recupere parte de las proteínas perdidas.
  • Los vicios como el tabaco y el alcohol atentan contra la salud del cuerpo y generan un deterioro en el tejido de la piel, por lo cual es mejor evitarlos.
  • Dormir la cantidad de horas suficientes ayuda a preservar la belleza y la salud.

Vía: Femenino


Categorías

Belleza

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *