¿Qué es una infiltración y cuándo debemos realizarla?

rodilla y fisioterapia

Cuando sentimos dolor en alguna articulación, lesión producida por un golpe, o un nervio, es posible que el médico te recomiende realizar una infiltración para mejorar tu salud.

La infiltración es un procedimiento para tratar un dolor prolongado que no ha presentado mejoría durante un periodo de tiempo, una medida médica y eficaz.

Este proceso consiste en inyectar directamente sobre la zona afectada un medicamento específico o una sustancia determinada en el interior de la articulación, nervio, herida o patología para que mejore.

Este procedimiento está en auge, si se utiliza de manera adecuada, es ideal para solucionar numerosas patologías o aliviar dolores muy intensos que con otros tratamientos no es posible.

Dolores de espalda

¿Qué es exactamente una infiltración?

Las aplicaciones de las infiltraciones son numerosas y sus efectos son muy eficaces y duraderos, aunque dependerá del tipo de lesión.

Este procedimiento se recomienda sobre todo para tratar las articulaciones inflamadas, es efectivo porque se inyecta directamente sustancias antiinflamatorias y fármacos específicos que reducen la inflamación y estimulan la regeneración del tejido.

En algunos casos no se recomienda a ciertos pacientes, según el grado de gravedad porque podría ser arriesgado. Es una técnica poco invasiva, y es perfecta para evitar una cirugía mayor.

¿Para qué se utiliza?

Como hemos adelantado, las infiltraciones son inyecciones de sustancias que se inyectan en las zonas afectadas, ya sea una articulación, un nervio o un músculo.

Esa sustancia inyectada depende de cuál sea la patología, desde antiinflamatorios, corticoesteroides, hasta colágeno o ácido hialurónico que ayuda a recuperar el tejido.

Este procedimiento permite que la recuperación sea más rápida, efectiva y duradera, sin embargo, no todas las lesiones son aptas, tendrá que ser el médico el que lo decida y tome la decisión adecuada.

¿Qué problemas trata la infiltración?

La infiltración se lleva a cabo cuando la persona lleva mucho tiempo tomando medicinas y el dolor no ha remitido ni la zona ha obtenido mejoría.

Se utiliza sobre todo para tratar la tendinitis o la bursitis. La tendinitis consiste en una lesión del tendón, provoca inflamación e irritación. Suele darse en el hombro, rodilla o talón.

En cambio, la bursitis, es una patología donde se produce la inflamación en la bolsa que protege las articulaciones y amortigua el contacto entre los huesos. Suele darse en la rodilla.

pastillas medicinales

Infiltración epidural

Estas son las inyecciones que se realizan en la zona de la columna vertebral, se realiza esta intervención siempre y cuando exista una raíz nerviosa inflamada.

Cuando una raíz nerviosa se comprime, suele deberse a un problema vertebral y éste produce un dolor irradiado. La persona que lo sufre siente dolor en las zonas alejadas del foco causante, pueden sentir dolor, por ejemplo, en una pierna.

Este tipo de infiltración, se suele realizar en las personas que sufren de ciática, cuando los tratamientos convencionales no consiguen aliviar el dolor.

¿Cómo se lleva a cabo la infiltración?

La infiltración no se debe tomar como la primera medida para aliviar el dolor, sino como un tratamiento perfecto y eficaz para aliviar el dolor cuando todo lo demás no ha funcionado.

Lo ideal es llevarlo a cabo de manera segura, aplicando un anestésico tópico que además, ayuda a evitar el dolor que produce la inyección. Después se inyecta la aguja y la sustancia.

El médico se guía mediante ecografías para orientarse de forma segura y certera. Una vez se infiltra el medicamento, éste se distribuye de manera uniforme en la lesión.

Te en cuenta

Las infiltraciones son un procedimiento relativamente sencillo, pero tan sólo un médico lo puede llevar a cabo o un auxiliar médico. Permite tratar numerosas patologías o lesiones muy dolorosas que no han conseguido solucionarse mediante otros tratamientos.

Es perfecto para tratar la tendinitis o la bursitis o la compresión de una raíz nerviosa. Si sientes dolor punzante y no se te va con la medicina más convencional, no dudes en visitar a tu médico para que te recomiende el tratamiento que más te convenga.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.