¿Qué es tener la tensión alta? Remedios caseros para combatirla

flujo sanguíneo

 

Tener la tensión alta se conoce como hipertensión arterial, y en muchas ocasiones es complicado determinar las causas que lo producen. Es importante controlar la tensión arterial ya que puede producir daños en nuestro organismo.

En este artículo queremos contaros cuáles son las causas de tener la tensión alta, qué le sucede al cuerpo cuando se produce una subida de tensión y cuáles son los mejores remedios caseros para controlar la hipertensión.

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica, que resulta un factor de riesgo para nuestro corazón, como sufrir un infarto o un accidente cerebrovascular.

control de presión arterial

¿Qué es tener la tensión alta?

La presión arterial normal es aquella que se sitúa como máximo en 120 milímetros de mercurio para la tensión sistólica y 80 milímetros de mercurio para la diastólica. Por lo que si estamos encima de esos valores, tendríamos tensión arterial alta.

A la hora de medir la tensión, lo que se produce es una medición de la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias. Los valores de normalidad se pueden actualizar con periodicidad por parte de las asociaciones mundiales de la salud, porque ciertas enfermedades pueden producir ciertos cambios en los baremos.

Un cuerpo hipertenso puede causar ciertas patologías nada deseables para el cuerpo humano, por lo que tenemos que ser conscientes de qué es y controlar esa tensión. Esta fuerza incrementada sobre las arterias las daña lastimando el endotelio, la capa más interna de los vasos.

La presión arterial es un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculaes crónicas, como es un ataque cardíaco o un  accidente cerebro cerebrovascular.

Causas que producen la tensión arterial alta

Actualmente se dividen en dos los orígenes de la hipertensión arterial, por causas primarias y por causas secundarias. Las causas primarias son las que aparecen sin explicación clara y la ciencia no permite explicar las razones, y las causas secundarias, son las provocadas por una enfermedad.

Causas primarias

A continuación os contamos cuáles son las causas

  • Causas genéticas: la genética puede ser la causa de tener la tensión alta.
  • Peso corporal: el sobrepeso y la obesidad también son factores de riesgo, y un índice de masa corporal elevado incrementa las posibilidades de tener hipertensión.
  • El estilo de vida: es determinante para saber si podemos tener hipertensión o no, ya que una vida sedentaria o padecer estrés, una falta de sueño, podría desencadenar esta falta de tensión arterial.

Causas Secundarias

En este aspecto, os contamos cuáles pueden ser las causas secundarias:

  • Padecer una enfermedad renal: el riñón nos ayuda a balancear nuestro sistema, y si lo tenemos alterado podemos alterar nuestra tensión.
  • Problemas de tiroides: tanto el hipertiroidismo y el hipertiroidismo pueden provocar alteraciones en nuestra tensión arterial. Esto se debe a que las hormonas tiroideas están involucradas en la vasoconstricción y en la frecuencia cardíaca.
  • Alcohol: tomar alcohol no es beneficioso si se hace en exceso, y puede producir una subida de tensión indeseada por el fallo hepático que genera el metabolismo de alcohol.
  • Tener la glándula suprarrenal alterada: estas glándulas elaboran hormonas y son neurotransmisores, entre los cuales se cuenta la adrenalina y los corticoides, y podría producir estas subidas de tensión.

Causas más comunes

Para saber detectar y conocer si tenemos la tensión alta es fundamental acudir al especialista para que nos ayude a realizar las mediciones oportunas y determinar qué cuál es la causa.

La tensión alta suele afectar a las personas de edad avanzada, y las causas más comunes son:

  • El estrés.
  • El sobrepeso.
  • El alto consumo de alcohol.
  • Cocinar con mucha sal.

tensión arterial

Síntomas de tener la tensión alta

Como decíamos, es importante llevar a cabo una medición para salir de dudas cuando tenemos algún síntoma extraño. Lo que se suele utilizar es un tensiómetro, en las farmacias se pueden encontrar, así como en los centros de salud o en los hospitales. Sin embargo, si tienes problemas de salud, también puedes medírtelo en casa con un tensiómetro doméstico.

  • Podrás medir la presión sistólica, la presión de la sangre en las arterias.
  • Permitirá medir la presión diastólica, que mide el número de bombeos del corazón.

Estos son los síntomas más comunes:

  • Náuseas.
  • Mareos.
  • Vómitos.
  • Visión Borrosa.
  • Dolor de pecho.
  • Dolor de cabeza.
  • Enrojecimiento de cara y ojos.

 Mejores remedios naturales 

Siempre hemos dicho que los remedios naturales son una muy buena opción para tratar ciertas dolencias del organismo. Y en este sentido, también nos permite tratar la tensión alta.

Una persona hipertensa tiene que saber que tiene esa condición y debe aprender a cuidarse más. Por lo que a continuación, ayudamos a las personas a seleccionar los mejores alimentos para reducir esa tensión arterial.

Ajo para las uñas

Ajo

El ajo es un antibiótico natural estupendo para el cuerpo humano, posee muchas propiedades antioxidantes y es un potente antimicrobiano. Por lo que se recomienda tomarlo de manera habitual, ya sea en las elaboraciones en la cocina, o crudo o los ajos pelados que ya venden en supermercados.

Avena

Tomar avena nos ayuda además a eliminar el colesterol en sangre, por lo que a su vez, es beneficioso para combatir la hipertensión ya que regula el flujo sanguíneo.

Puedes hervirla con agua y dejar reposar la mezcla, la avena es muy saludable y puedes tomarla todos los días.

Remolacha

La remolacha es muy saludable y beneficiosa para el cuerpo humano, además, se ha demostrado que es un alimento ideal para reducir la incidencia de la presión arterial alta. Aporta potasio, magnesio, hierro, sodio, calcio, fósforo y zinc, es un súper alimento que no deberías evitar en tu cesta de la compra.

Puedes consumirla en forma de zumo, cocida o añadirla como guarnición a tus platos.

Prevén la tensión alta

Para evitar la hipertensión en tu organismo, te recomendamos los siguientes consejos que puedes llevar a cabo de forma sencilla:

  • Disminuye el consumo de sal y haz ejercicio de manera frecuente.
  • Estas prácticas mejoran notablemente la capacidad cardiovascular.
  • Se recomienda llevar una alimentación rica en verduras y en frutas.
  • Por otro lado, el consumo de tabaco y alcohol debe ser eliminado o por lo menos reducido.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.