¿Qué es la sedación consciente?

Seguramente hayas escuchado hablar alguna vez de la sedación consciente, se trata de una técnica donde se administra un fármaco relajante a base se sedantes que bloquean la sensibilidad, pero de manera más suave.

La sedación procedimental es un tipo de sedación consciente con anestesia. El paciente consigue estar relajado y no siente dolor, ayudándole así a estar más tranquilo durante la intervención que se va a realizar.

No hay que confundirla con la sedación que se utiliza con anestesia, que directamente bloquea toda sensibilidad. La anestesia se emplea para evitar la sensibilidad más dolorosa, para eliminar completamente el dolor.

Sedación consciente

Es una técnica que combina varias técnicas de relajación y para eliminar el dolor al mismo tiempo. El paciente está despierto en todo el proceso, consciente pero adormilado, pero sin sentir dolor durante la intervención médica.

Este procedimiento se emplea con mucha frecuencia en las intervenciones dentales, ya que son intervenciones de corta duración y las personas logran evitar someterse a una anestesia general y a la sensación del dolor. Es un proceso sencillo donde se administran fármacos a través de una inyección intramuscular, aunque también se puede emplear por vía intravenosa si el procedimiento es más largo.

Cuando nos sometemos a esta técnica, la frecuencia respiratoria desciende levemente y la presión arterial también, es lo más normal puesto que son los signos clínicos de relajación. En ocasiones, se puede emplear oxígeno en mascarilla para que los pulmones puedan tener más oxígeno sin esfuerzo.

Una vez que se termina la intervención, puede que el paciente esté adormilado o tenga un recuerdo vago de lo ocurrido. Si se duerme durante el proceso, es normal y no hay que preocuparse ya que es una respuesta natural del organismo frente a los sedantes. Por otro lado, el paciente permanecerá despierto pero será incapaz de hablar.

Si nos sometemos a la sedación consciente, el paciente podrá recuperarse rápidamente y podrá retornar a sus actividades cotidianas poco después de la intervención.

Usos de la sedación consciente

Sobre todo se utiliza en odontología, ya que otorga seguridad y garantía durante el procedimiento dental que suelen ser de corta duración. Sin embargo, también puede emplearse para otros procedimientos de cirugía menor:

  • Cirugías menor en dermatología: para extraer un lunar, una verruga o un nevus.
  • Cirugías para reparar dedos: ideal para tratar fracturas mínimas que necesitan alguna técnica plástica simple. Curar uñas rotas, dedos fracturados o coser una herida.

Técnica segura

Podríamos decir que la sedación consciente inhalatoria mediante óxido nitroso es de las más seguras que encontramos, además de ser sencilla y cómoda de aplicar y fácil.

Los equipos modernos cuentan con una dosificación electrónica y mascarillas nasales muy cómodas, además, de disponer de un sistema cerrado depurador. El óxido nitrosos además, tiene grandes ventajas.

  • No se inflama, es incoloro, insípido, inorgánico y tiene un olor dulzón.
  • Es analgésico y deprime el sistema nervioso central.
  • No deprime la respiración.
  • No irrita las mucosas.
  • No produce alteraciones cardiovasculares.

¿Para quién está indicado?

A continuación os contamos para quiénes está indicado esta sedación consciente y para qué pacientes les puede funcionar muy bien en sus intervenciones.

  • Personas que sufren ansiedad cuando realizan una visita al odontólogo.
  • Casos en los que la persona reacciona vomitando.
  • Para pacientes que tengan que realizarse un tratamiento traumático.
  • Odontología conservadora que requiere varias intervenciones.
  • Tratamientos periodontales incómodos que provocan mucho dolor.
  • Pacientes nerviosos, aprensivos o difíciles.
  • Pacientes con discapacidad.

Encontramos muchos beneficios gracias a los tratamientos de sedación consciente, perfecto para evitar el dolor de una manera segura, rápida y eficaz.  Si no conocías esta técnica, te aconsejamos que preguntes la próxima vez que acudas al odontólogo ya que probablemente sí que cuente con este procedimiento en su clínica dental y podrás aprovecharte de todas las ventajas.

Pregunta a tu médico de cabecera de confianza si tienes dudas sobre este procedimiento o si tienes alguna patología, pregunta por si puede ser perjudicial en tu caso. No debemos poner en peligro nuestra salud por falta de información.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.