¿Qué es la conjuntivitis?

Conjuntivitis

La conjuntivitis es una de las infecciones oculares más comunes y más contagiosa. Se trata de una afección de la membrana conjuntiva, un tejido transparente que cubre la parte blanca del globo ocular y el párpado. La infección te este tejido provoca que los vasos sanguíneos se inflamen y con ello se vuelven visibles. Por ello, la parte blanca del ojo se ve enrojecida cuando se produce una conjuntivitis.

Aunque se trata de una afección muy molesta, en la mayoría de los casos no implica mayor gravedad ni consecuencias mayores en la vista. La conjuntivitis suele estar causada por una infección vírica o bacteriana, aunque pueden existir otras causas como la alergia, entre otros. Incluso, en bebés puede producirse la conjuntivitis cuando el conducto lagrimal no está cerrado completamente.

Cómo se contagia la conjuntivitis

Alergia en los ojos

La conjuntivitis es altamente contagiosa, a través del contacto con una persona que tiene la infección por la secreción del ojo. También puede contagiarse por el contacto con superficies donde ha estado dicha secreción, como toallas, almohadas o cualquier tejido o superficie común. Por ello, es muy importante no compartir este tipo de materiales de forma habitual, menos aún cuando tenemos cerca una persona con conjuntivitis.

En la mayoría de los casos, la conjuntivitis está causada por adenovirus, que son un grupo de virus que infectan las membranas del cuerpo, como las de los ojos. Sin embargo, la infección puede estar producida por otros virus como el del herpes simple, la varicela y otros virus. Incluso, el virus que causa el Covid-19, el coronavirus, también puede afectar a las membranas y producir conjuntivitis.

Además de las infecciones causadas por los diversos virus, existen otras causas que pueden provocar esta infección ocular. Las personas que padecen alergia al polen, por ejemplo, tienen más facilidad para sufrir este tipo de molestias en los ojos. No obstante, la conjuntivitis alérgica produce unos síntomas menores que en el caso de las infecciones por virus o bacterias. Generalmente, se pueden tratar con gotas antialérgicas para los ojos, específicas para este fin.

Los síntomas comunes

Gotas para los ojos

En el caso de la conjuntivitis causada por una infección, ya sea por virus o por bacteria, los síntomas pueden ser los siguientes, algunos o todos, depende del caso.

  • Enrojecimiento en la parte blanca de los ojos, en uno o en ambos. A menudo la infección empieza en un ojo y al poco tiempo se contagia al otro.
  • Sensación de tener arenilla en los ojos. Este es uno de los primeros síntomas de la conjuntivitis, la sensación de tener arenilla en los ojos que te lleva a rascar y frotar los ojos constantemente.
  • Lagrimeo, con la irritación el ojo empieza a lagrimear.
  • Picazón o sensación de ardor en el ojo.
  • Secreción que durante la noche se acumula y endurece, provocando que al intentar abrir los ojos te cueste hacerlo de forma normal.

Cuando la conjuntivitis está provocada por una alergia, los síntomas son más leves. Generalmente se produce picor, enrojecimiento y lagrimeo. Si padeces alergias estacionales, es normal que lo sufras con cada cambio de estación por lo que tu alergólogo te podrá recetar unas gotas antihistamínicas para reducir los síntomas de la alergia en los ojos.

Cuándo ir al médico

La conjuntivitis tal y como se ha descrito es en la mayoría de los casos molesta, aunque inofensiva. Sin embargo, es muy importante acudir a la consulta del médico para que pueda valorar la situación y empezar cuanto antes con el tratamiento adecuado. Teniendo en cuenta que la conjuntivitis es altamente contagiosa, cuanto antes comiences a tratar la infección mucho mejor.

Por otra parte, existen enfermedades que pueden provocar síntomas parecidos a los de la conjuntivitis, casos en los que las consecuencias pueden resultar bastante más graves. Por ello, lo mejor es que si notas que tienes los ojos arenosos, te lagrimean, sientes picor e incluso te levantas con las legañas por la secreción ocular, debes acudir al médico lo antes posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.