¿Qué es el síndrome premenstrual?

El síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual hace referencia a un gran número de síntomas relacionados con el periodo menstrual. Rasgos y características comunes que afectan a muchas mujeres, aunque no a todas, ni de la misma manera. Aunque todavía no se sabe a ciencia cierta cuál es la causa de este síndrome, se piensa que está relacionado con las alteraciones hormonales que se producen durante el ciclo.

Conocer cuáles son los síntomas habituales del síndrome premenstrual es realmente importante, porque en cualquier momento puedes identificar tus molestias y asociarlas con su causa. Por ello, vamos a hablar en profundidad sobre todo lo que debes saber sobre el Síndrome premenstrual.

El síndrome premenstrual

Se llama síndrome premenstrual porque hace referencia a una serie de síntomas que se producen en algunos casos durante el periodo menstrual. Este comienza generalmente hacia la segunda mitad del ciclo, aproximadamente unos 14 o 15 días después del primer día de la última regla. Un dato muy importante a tener en cuenta en muchas cuestiones, no solo al hablar del síndrome premenstrual.

Los síntomas del periodo menstrual suelen desaparecer cuando comienza la regla, unos dos días después de que comience el periodo. Estos síntomas son muy variados y muchas mujeres los sufren cada mes como consecuencia del ciclo natural de la menstruación, pero no es una norma. Ya que otras muchas mujeres apenas notan síntomas o si lo hacen, pueden ser muy leves y apenas llamativos.

Los síntomas comunes del síndrome premenstrual

Síntomas del síndrome premenstrual

Para cada mujer el síndrome premenstrual es diferente, aunque se compartan las molestias más comunes. Algunas mujeres sufren periodos muy molestos, con síntomas fuertes que requieren de medicación para hacer frente al intenso dolor. Según las estadísticas, el síndrome premenstrual afecta en mayor medida a mujeres que se encuentran cerca de la treintena hasta los 40 años.

Además, la cercanía con la menopausia aumenta las molestias y pueden volverse más intensas al final de los 30 o los 40 años, que son en general, las edades en las que se suele dar el principio del fin del ciclo menstrual. Existen otros factores que pueden aumentar las probabilidades de sufrir este trastorno, como los antecedentes de depresión, mujeres que tienen al menos un hijo, así como factores culturales, biológicos y sociales.

Los síntomas generales del síndrome premenstrual son:

  • Retención de líquidos
  • Sensibilidad en las mamas
  • Dificultad para concentrarse
  • Dolores de cabeza
  • Menos tolerancia ante el ruido o los sonidos fuertes
  • Irritabilidad
  • Cambios de humor
  • Trastornos estomacales, diarrea o estreñimiento
  • Inflamación abdominal, gases intestinales
  • Aumento leve de peso

Cambios durante el ciclo menstrual

La mayoría de mujeres en edad fértil sufre alguno o varios de estos síntomas durante el ciclo menstrual, aunque en muchos casos son molestias leves que no afectan a la vida diaria. Otras mujeres en cambio, además de sufrir estas molestias con mayor intensidad, pueden notar estos otros síntomas.

  • Cambios en la rutina de sueño, o mucha necesidad de dormir y dificultad para despertar, o insomnio constante durante los días que dura el síndrome premenstrual.
  • Sentimientos negativos, tristeza, desesperanza, depresiva, ansiedad, muchos nervios y tensión constante.
  • Agresividad e irritabilidad, muchas mujeres sufren cambios de humor durante el ciclo. Incluso, pueden sentir ataques de rabia e ira contra una misma y hacia los demás.
  • Ausencia del deseo sexual.
  • Baja autoestima, muchas mujeres sufren episodios de infravalorarse durante el ciclo menstrual. Episodios que a menudo se contrarrestan con un repentino subidón de amor propio cuando los niveles hormonales se regulan pasado el síndrome premenstrual.

Todos estos cambios y síntomas son normales en las mujeres durante toda su vida fértil y asumirlos como algo normal es esencial. Tanto para las propias mujeres, como para el resto de la sociedad. Tener la regla no es estar enferma, por el contrario, es un síntoma de salud. Por lo tanto, nadie debe excusarse en ello ni como herramienta para ser menos agradable con las personas, ni como forma de menospreciar a una mujer por sus cambios hormonales. Aprender a conocer tu cuerpo te hace poderosa, aprende a disfrutar de cada una de las células de tu cuerpo porque este, es la máquina más poderosa que existe.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.