¿Qué es el ginseng? Para qué sirve y cómo tomarlo

Qué es el ginseng

Una de las funciones más reconocidas del ginseng es su propiedad para aumentar la energía, por lo que muchas personas buscan suplementos con este ingrediente cuando se notan bajos de ella. Sin embargo, son muchos más los beneficios de esta planta y su consumo, bajo revisión médica en cualquier caso, puede ayudarte a mejorar diferentes áreas de salud.

Al igual que ocurre con otras muchas plantas, el hecho de ser un producto natural no evita que un mal uso del mismo pueda tener contraindicaciones. Por lo tanto, lo más aconsejable es consultar siempre con un especialista de la salud para saber si ese producto en concreto puede ser peligroso para nuestro caso en concreto. Ya que las características físicas de cada persona son totalmente diferentes y lo que es bueno para una, quizá no lo sea para otra.

Ahora bien, si quieres saber algo más sobre el ginseng, a continuación te contamos de dónde proviene esta sustancia. Así como sus beneficios, cómo puedes tomarlo y por supuesto, para quién no esta recomendado y cuáles son los riesgos del consumo del ginseng.

Qué es el ginseng

Existen diferentes tipos de ginseng, aunque en esencia se trata de una planta medicinal. Algunas contienen una raíz leñosa y en otros casos, se trata de una planta más carnosa. De toda la planta, la parte más valiosa en cuanto sus propiedades medicinales es la raíz y se puede encontrar ya seca, entera o en rodajas. Esta raíz seca se utiliza para la fabricación de cápsulas, infusiones y tratamientos cosméticos, entre otros.

Entre los muchos beneficios del ginseng se encuentran el aumento de la energía, ayuda a reducir los niveles de colesterol y azúcar en sangre. También es efectivo en el control del estrés y se suele tratar para entre otras cosas, la diabetes y la disfunción eréctil en hombres. Además, estudios realizados indican que el ginseng puede reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

Cómo y cuándo tomarlo

Infusión de ginseng

Para hacer un buen uso del ginseng, se recomienda tomarlo de forma esporádica y cuando sea necesario. Por ejemplo, en épocas donde notas que tienes menos energía, como en los cambios de estación. También puede ayudarte si estás estudiando, en épocas de exámenes o en situaciones en las que vivas momentos de estrés. En cuanto a la cantidad, no se recomienda superar los 8 gramos al día, ya que podría obtenerse un efecto contrario al que se busca.

La forma de tomar el ginseng es muy variada, ya que puedes encontrar desde cápsulas que se ingieren con agua, hasta infusiones o en polvos que puedes mezclar con los alimentos. En cualquier caso, antes de tomar cualquier suplemento, debes consultar con tu médico que te ofrecerá pautas sobre la mejor opción en tu caso.

Contraindicaciones del ginseng

Dolor de cabeza

De la misma forma que ocurre con otras muchas plantas y remedios medicinales naturales, el ginseng no está exento de riesgos. Es por esto que se recomienda encarecidamente consultar con el médico antes de comenzar a tomar cualquier sustancia a base de raíz de ginseng. Entre las contraindicaciones se pueden encontrar las siguientes:

  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Problemas para dormir.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Presión arterial elevada.
  • En las mujeres, el ginseng puede provocar sangrado vaginal e inflamación de los pechos.
  • También puede provocar reacciones alérgicas.

Tampoco se recomienda el consumo de ginseng en personas que llevan tratamiento para enfermedades del corazón, así como aquellas que toman antidepresivos. La mezcla de estos medicamentos con el ginseng puede causar efectos adversos de diferente gravedad. De igual manera, se ha advertido que el consumo de ginseng puede producir hemorragias cuando se mezclan con medicamentos que interfieren en la coagulación de la sangre.

Como ves, a pesar de que el ginseng es una planta medicinal muy reconocida y sus beneficios son a grandes rasgos muy favorables, en el caso de algunas personas que padecen diversas patologías puede resultar muy peligroso. Si tomas medicación, estás embarazada o eres madre lactante, no debes tomar ginseng en ninguno de sus formatos. Antes de poner en riesgo tu salud, consulta con un profesional de la salud.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.