Puedes ser productiva aunque trabajes desde casa con hijos

Trabajar desde casa puede parecer un sueño para muchos, pero en realidad no es algo que todo el mundo sea capaz de hacer. Requiere mucha fuerza de voluntad, autodisciplina, buena organización… ¡y toneladas de paciencia! Sobre todo si tienes a los hijos en casa. Cuando trabajas desde casa, el tiempo es esencialmente tuyo; lo que significa que es muy fácil caer en la trampa de trabajar siempre, o si tienes hijos, no trabajar en absoluto.

Trabajar desde casa tiene sus ventajas; horarios de trabajo flexibles, no tienes que desplazarte a tu puesto de trabajo y si estás en pijama mientras trabaja, ¡nadie tiene por qué saberlo!

Estragos en tu productividad

Los niños pueden causar estragos en tu productividad, y la constante “mamá mira aquí”, “mamá, tengo hambre”, “mami, mi hermano me está molestando” es suficiente para descarrilar el horario de trabajo más bien intencionado. Y antes de que te des cuenta, más tarde se convierte en esta noche, se convierte en mañana, se convierte en un plazo perdido…

Aunque esto no significa que no se pueda lograr, siempre y cuando tengas en cuenta, ¡que la organización y las prioridades serán esenciales en tu vida diaria! No te pierdas los siguientes consejos para ser productiva mientras trabajas desde casa y tus hijos están dando vueltas a tu alrededor.

¡Puedes ser más productiva!

Gestión del tiempo eficiente

¡Establecer horas de trabajo firmes es clave! Y si eso significa que trabajas a trozos; antes de que tus hijos se despierten por la mañana, mientras toman la siesta de la tarde o después de irse a dormir por la noche, cuando están en el cole… entonces esas son  tus horas de trabajo “asignadas”. Determina lo que funciona para ti y tus hijos, ¡y sigue ese horario!

Ten TU espacio de trabajo

Necesitas tener un espacio tranquilo (si es posible) y que ese sea tu espacio de trabajo, y tus hijos sabrán que ahí es “donde trabaja mamá”. Intenta que ese espacio no tenga desorden ni distracciones.

Trabajar es trabajar

La mayoría de las mamás pueden estar de acuerdo en que simplemente no hay suficientes horas en la siesta para hacer todo. Pero, si has designado la hora de la siesta para ponerte al día con los correos electrónicos, entonces debes ser firme contigo misma para hacer eso, ¡y solo eso!

Cambia de escenario

Es posible que algunos días vayas al parque, a comprar o a jugar con tus hijos porque te habrá sobrado tiempo y también tendrás otros días de agobio que no sabrás cómo llegar a todo. En los días “difíciles”, no tengas miedo de cambiar el escenario; vete al exterior de tu casa y lee algunos correos electrónicos mientras tu niño juega en el jardín, o ponlo en su triciclo e ir a dar un paseo mientras te pones al día con las llamadas de negocios.

Mejor si estás vestida

Mientras que trabajar en pijama es un sueño para muchos, estar demasiado cómodo puede llevarte a la pereza y privarte de la motivación requerida para el poder a través de tu día de trabajo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.