Cómo proteger el pelo de la cal

cal en el agua

Cuando el agua de tu hogar tiene demasiada cal es probable que veas como los grifos de tu hogar con el tiempo se quedan algo blancos… pues tu pelo también está recibiendo daños por culpa de este elemento. El agua con cal es agua dura y contiene un alto contenido de minerales (sobre todo calcio y magnesio) en comparación con otras aguas más blandas.

Aunque no es considerada nociva para la salud, el agua con cal puede provocar serios problemas a tu cabello (y también a tu piel). Cuando te lavas mucho el pelo, los minerales disueltos en el agua dura crearán una serie de escamas sobre el cabello, algo que hará que la humedad no pueda penetrar bien en el cabello. Como consecuencia tendrás el cabello más seco, sin brillo y con un extraño color, ¡incluso puedes tener caspa! Pero no te preocupes, hoy te voy a explicar algunas soluciones para que el agua con cal no arruine tu cabello.

Enjuaga con vinagre

La acidez del vinagre trabaja para eliminar las escamas y construir a partir de tu cabello. También equilibra el pH de tu cabello, suaviza las cutículas y deja el cabello suave y sedoso. Puedes utilizar cualquier vinagre, aunque muchas personas utilizan el de sidra de manzana (¡pero olvida el balsámico!). Sólo tendrás que mezclar una cucharada de vinagre en tres tazas de agua y enjuagar con un masaje después de aplicarte el champú. Utiliza este remedio una vez a la semana, si lo haces más te quedará el cabello demasiado seco.

Agua embotellada o de filtro

Otra opción (aunque te resulte más cara) es utilizar agua embotellada para el enjuague final (¡sólo para el final!). Aunque te aconsejo que esto no lo utilices mucho porque acumularás demasiado plástico, la mejor opción sin duda es enjuagar tu cabello con agua de filtro que estará libre de cal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *