Proteger a los niños del frío

Protección contra el frío en niños

Estos meses de Septiembre y Octubre son muy traicioneros, ya que existen muchos cambios de temperaturas bruscos que hacen que nuestro organismo se resienta y nos enfermemos, sobre todo los niños y los ancianos. Por ello, hay que estar prevenidos y procurar abrigarse en su justa medida.

Es frecuente en esta época del año que las mañanas y las noches sean frescas, incluso con lluvias, pero por la tarde las temperaturas son más cálidas haciendo que los padres duden en qué ropa poner a los pequeños. Así, hoy os damos algunos consejos para proteger a los niños de este frío otoñal.

La calefacción

Lo más recomendable es que los niños no se expongan a esos elevados cambios de temperatura que se producen al bajarse del coche, al salir fuera de casa, al entrar o salir de una habitación a otra,etc. Es normal que en estos sitios pongamos durante un poco de tiempo la calefacción para así estar en un ambiente agradable pero se debe vigilar la temperatura.

Antes de salir de casa siempre debemos mantenernos abrigados, con todas las prendas que queramos llevar bien puestas para que así no notemos el cambio de dentro de casa con la temperatura ambiental de fuera. Además, la calefacción de dentro de casa debe oscilar entre los 21º para que los pequeños no sientan ni demasiado frío ni demasiado calor.

Protección contra el frío en niños

Como sabéis hay que tener cuidado con abrigar a los niños en exceso puesto que al no controlar todavía su regulación térmica puede ocasionales problemas, desabrigándose en cualquier momento y coger un resfriado, catarro, bronquitis o cualquier enfermedad grave.

Por esta razón, siempre es aconsejable que se lleve una chaqueta o mantita en el carrito de paseo o en el coche para así arropar al niño en los casos que tenga frío. Es mejor evitar las prendas de muy invierno pero alejándose de las que se utilizaban en verano.

En cuanto a la calefacción del coche nunca debe de ser excesiva, es aconsejable que se regule y se ventile de vez en cuando abriendo y cerrando las ventanillas para que así no haya un calor excesivo. De esta manera, el pequeño se sentirá mucho más cómodo.

Protección contra el frío en niños

La piel, importantísimo protegerla

Al igual que la carrocería de un coche protege el motor para que funcione correctamente, nuestra piel es la encargada de protegernos de las inclemencias del medio exterior. Así, una protección correcta de esta evitará que la humedad y el frío la reseque produciendo sabañones, labios agretados y cortados, piel seca y ezcemas.

Una buena crema hidratante es esencial en el bolso de mamá ya que mantener la piel lubricada ayuda a que esta no se deterioro por el frío originando la sequedad. Las mejores cremas son las que contienen una base de vaselina, lanolina y cold cream.

Además, estas cremas deben de ser sólo exclusivamente hidratantes puesto que con otros medicamentos pueden ocasionar efectos adversos en la exposición con el frío, como por ejemplo los esteroides que facilitan el agrietamiento de la piel.

Al igual que en verano, los niños deben proteger su piel ante el Sol y, aunque sea invierno, no nos debemos confiar puesto que el Sol invernal es mucho más perjudicial que el de verano. Así, hay que aplicar la crema protectora ante el frío una media hora antes de la exposición al sol y renovarla en cada momento.

Protección contra el frío en niños

Medidas de protección

En los ambientes fríos y húmedos las bacterias y los virus perteneciente a las vías respiratorias de nuestro cuerpo se mueven constantemente, causando que los mecanismos de defensa de nuestro organismo decaigan ocasionando la activación de muchas enfermedades.

Así, para evitar complicaciones de salud es recomendable lavarse las manos con jabón constantemente, evitar lugares donde haya mucha gente aglomerada, usar pañuelos para toser y sonarse los mocos y estornudar apoyándose en el codo, nunca en la mano, además de usar en ciertos casos una especie de mascarilla.

Generalmente los resfriados o catarros leves se curan solos por lo que es aconsejable que se acuda al médico cuando la fiebre sea persistente durante más de un día, afectando también a la falta de oxígeno que impida respirar correctamente, falta de apetito o de descanso y sueño.

Por otro lado, una buena y correcta alimentación también previene a los niños de muchas enfermedades puesto que el organismo se nutre de ciertas vitaminas y nutrientes que activan sus defensas y, por tanto, su sistema inmunitario protegiendolo de mucas afecciones.


Categorías

Consejos mamás

Ale Jimenez

Me llamo Ale y soy Educadora Infantil. Colaboro en algunos blogs de AB relacionados con mis dos grandes pasiones, la cocina y los niños. No soy... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *